Conocer la historia desde las alturas

Hilario L. Muñoz
-

La Puerta de Toledo acoge visitas guiadas y gratuitas que incluyen la subida al monumento

Conocer la historia desde las alturas - Foto: Tomás Fernández de Moya

Sevilla tiene su ascenso a la Giralda; Toledo cuenta con las torres de San Ildefonso; y en Ciudad Real, aunque solo sea una vez al año, existe un monumento al que subir y asomarse desde las alturas a su historia. Se trata de la Puerta de Toledo que, por segundo año, ayer abrió su puerta lateral para que 75 personas, en tres turnos, pudieran subir los 29 escalones que llevan a lo alto de la puerta. El objetivo era ir al encuentro de esta visita en la que conocieron la historia de una puerta mandada construir por Alfonso X y que en sus piedras guarda historias de Alarcos o de batallas como las de Infantes de la Cerda o Malastardes. La guía Cristina Sánchez ha sido la encargada de guiar esta visita que «normalmente no se hace». «Quería subir para ver las visitas», dijo Blanca Puebla, una joven de las que ayer subió; mientras, José María Fernández, llegado desde Almuradiel recordó que subir a la Puerta de Toledo permite «conocer a la historia un poco más». 
 


Más fotos:

Conocer la historia desde las alturas
Conocer la historia desde las alturas - Foto: Tomás Fernández de Moya
Conocer la historia desde las alturas
Conocer la historia desde las alturas - Foto: Tomás Fernández de Moya
Conocer la historia desde las alturas
Conocer la historia desde las alturas - Foto: Tomás Fernández de Moya
Conocer la historia desde las alturas
Conocer la historia desde las alturas - Foto: Tomás Fernández de Moya
Conocer la historia desde las alturas
Conocer la historia desde las alturas - Foto: Tomás Fernández de Moya