Más de 4.000 vecinos de la capital piden fraccionar el IBI

Manuela Lillo
-
Más de 4.000 vecinos de la capital piden fraccionar el IBI - Foto: Rueda Villaverde

El Consistorio señala la tendencia al alza al consolidarse quienes lo solicitan en años anteriores y sumar otros nuevos

Más de 4.000 vecinos de la capital han solicitado pagar de forma fraccionada el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), el tributo que supone mayor esfuerzo a los contribuyentes y también el que deja más dinero en las arcas municipales, por lo que supone la principal fuente de financiación de la Administración local para la prestación de servicios. En este ejercicio tributario se ha solicitado el fraccionamiento de 4.147 recibos de la contribución (como así se denomina comúnmente), lo que supone casi el doble de los 2.828 que se fraccionaron en el 2014. Además, el dato implica multiplicar por cinco el número de recibos que se fraccionaron en los años 2016 (815 recibos) y 2017 (823). En el pasado 2018 se fraccionaron 3.846 recibos.
El concejal de Hacienda, Nicolás Clavero, reconoció este incremento en el número de vecinos que optan por pagar en dos plazos su recibo de la contribución. En concreto, este año el primer desembolso, del 50% de la cuantía, se cargó a los contribuyentes el 3 de junio y el 50 por ciento restante se les cobrará el 4 de octubre, dividiendo así en dos el pago de este recibo. Para quienes no hayan optado por esta posibilidad, disponen hasta el 30 de agosto para hacer efectivo el pago de forma voluntaria.
Para Clavero, la tendencia que se debe seguir en el número de peticiones de fraccionamiento debe ser «siempre al alza» por dos razones: la primera es porque aquellos que lo han fraccionado en ejercicios anteriores normalmente opta por seguir con esta vía de pago en dos ‘mensualidades’ y, la segunda, es porque considera que el «boca a boca» y las campañas de información y de publicidad permiten que cada vez haya más vecinos que conozcan de esta posibilidad de fraccionamiento de pago, incrementando así este número de peticiones.
En este ejercicio, el Ayuntamiento de Ciudad Real ha puesto al cobro más de 26 millones de euros en concepto de IBI urbana, a los que aplicará el tipo impositivo del 0,84 por ciento para las economías domésticas y los tipos diferenciados (del 0,925 al 1,234 %) para los grandes superficies. No obstante, en relación a la subida del recibo que han apuntado algunos vecinos, Clavero recordó que el equipo de Gobierno ha venido reduciendo en los últimos años el tipo impositivo del IBI para «amortiguar en gran parte el aumento de las bases por la revisión de los valores catastrales», una revisión que se aplica de forma progresiva y que tendrá vigencia hasta el año 2021.
De este modo, Clavero matizó que la variación del recibo apenas es de alrededor «del 1%», «muy poco, por debajo del coste de la vida» y recordó que «el resto de tasas e impuestos están congelados». Del mismo modo, recordó que el tipo impositivo ha pasado del 0,92 que se encontraron en el 2015 al 0,84 actual, tras la última bajada de tres centésimas en este ejercicio (del 08,7 al 0,84), al tiempo que manifestó el compromiso del equipo de Gobierno municipal de seguir en esa línea de descenso. Así pues, su intención es situar el tipo impositivo del IBI urbano en el 0,78 por ciento y eliminar los IBI diferenciados, lo que se hará en dos ejercicios.
recaudación. Aunque el Ayuntamiento mantiene abierto el plazo para pagar el IBI en voluntaria (del 3 de junio al 30 de agosto), ya ha cerrado el plazo correspondiente al primer periodo impositivo (del 20 de marzo al 30 de mayo), en el cual se pusieron al cobro los recibos correspondientes a la tasa de basura, vados, quioscos, gastos suntuarios y al Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM).
Por todos esos conceptos, el Consistorio puso al cobro un total de 94.297 recibos que sumaban una cuantía de 8.796.600,53 euros y, de ellos, ha conseguido cobrar en vía voluntaria 7.322.132,65 euros.
La cuantía de la recaudación es la más alta de los últimos ejercicios, ya que, poco a poco, la Concejalía de Hacienda ha ido incrementado el número de recibos que se ponen al cobro y, por tanto, la cantidad a ingresar. En concreto, Clavero atribuyó este incremento de los recibos a las «nuevas altas» de contribuyentes en la ciudad y destacó que el porcentaje de recaudación en vía voluntaria se ha situado en el 86,47 por ciento. El impuesto de circulación es el que ha dejado la mayor cantidad en la recaudación en el primer semestre del año, concretamente 3.390.529,61 euros, seguido de la tasa de basura, con 3.115.986,03 euros. Por su parte, los vados reportaron 812.423 euros a la ‘hucha municipal’; los gastos suntuarios 2.328 y los quioscos 864,13 euros, según los datos facilitados a este diario.