Tres violadores y asesinos en serie, otra vez entre rejas

Pilar Muñoz
-

Los expertos que han estado cerca de peligrosos criminales excarcelados hace un año ven imposible su reinserción y abogan por mecanismos de seguimiento para su control

'El Seco' abandonando la cárcel ciudadrealeña de Alcázar el pasado agosto tras ser detenido al poco de se excarcelado. / - Foto: EFE

Esta semana se ha cumplido un año de la derogación de la denominada 'Doctrina Parot' que abrió la puerta de la cárcel a cerca de un centenar de terroristas, violadores y asesinos en serie. De Herrera de La Mancha, construida a últimos de los setenta como prisión de máxima seguridad para presos comunes muy peligrosos y de la banda terrorista ETA, salieron cuatro de los etarras más sanguinarios, un grapo y otros tantos violadores y asesinos en serie. Un año después, el tiempo ha dado la razón a los psiquiatras y psicólogos que aseguraron entonces que algunos violadores excarcelados volverían a cometer actos similares por los acabaron entre rejas.
Este es el caso de uno de los violadores más peligrosos condenado de por vida. Le impusieron 1.721 años de prisión por 74 violaciones, seis agresiones sexuales y diez delitos de robo. Desde su detención en 1993, Pablo García Ribado es conocido como el 'violador del portal'. El 13 de noviembre de 2013 recobró la libertad al anular el Tribunal Europeo de Derechos Humanos la 'Doctrina Parot'. Salía de la cárcel de Herrera donde se había dedicado a cultivar su cuerpo en el gimnasio.
Cuando aún no ha pasado un año ha vuelto a prisión tras ser detenido el pasado día 10 en Guadalajara como presunto autor de varios delitos de abusos sexuales. Según ha informado el Ministerio del Interior, García Ribado, de 45 años, se dedicaba bajo un nombre falso a dar servicios de fisioterapeuta a domicilio en las localidades guadalajareñas de Torija y Trijueque aprovechando las sesiones para abusar presuntamente de las clientes.
Unos meses antes, concretamente en abril, era detenido en Lugo por intento de agresión sexual otro peligroso violador en serie que desde noviembre de 2013 gozaba de total libertad. Se trata de Félix Vidal Anido, de 50 años, conocido como el 'violador del estilete'. Ha sido condenado por la Audiencia de Lugo a 21 meses de cárcel por asaltar a una mujer e intentar agredirla sexualmente.
Sin embargo, el primero de los excarcelados en aplicación de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que ha vuelto a prisión ha sido el asesino de Villarrobledo, Pedro Antonio Seco Martínez, 'el Seco', condenado por matar a tres personas en junio y diciembre de 1991 y septiembre de 1993. El 14 de noviembre de 2013 salió de la prisión de Ocaña II (Toledo) donde cumplía una condena de 90 años por los tres asesinatos pero sólo un mes después de recobrar la libertad fue detenido acusado de intento de robo de un coche y acabó en la cárcel ciudadrealeña de Alcázar de San Juan, penal que abandonó a primeros de agosto tras cumplir la pena impuesta. En Villarrobledo el miedo se ha vuelto a adueñar de los vecinos. (Más información en la edición impresa)