El Gobierno suprimirá 10 tasas que sobre todo afectan a personas con discapacidad

S. GALA
-

Page considera «inmoral» cobrar por revisar el grado de discapacidad o de dependencia

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, manifestó ayer que «cobrar impuestos es necesario, sobre todo a los que más tienen». Sin embargo, considera «inmoral» algunas de las tasas que impuso el anterior Gobierno de María Dolores Cospedal y especialmente aquellas que afectaban a las personas con discapacidad o en situación de dependencia.
En este punto, anunció la supresión de diez tasas, muchas de las cuales afectan «de manera muy inmoral», en su opinión, a estos colectivos. Y es que considera que no es de recibo que se cobre por la revisión de la tasa de discapacidad o de dependencia. «Es innecesario en términos económicos», recalcó.
Por tanto, reiteró que eliminarán aquellas tasas «moralmente más sangrantes» que suponen, entre otras cosas, un «repago» en la dependencia. En este sentido, recordó que el Gobierno ha aprobado la contratación de 42 personas para dar salida a los 26.000 expedientes que están pendientes de tramitación en el ámbito de la dependencia en Castilla-La Mancha.

reforma estatutaria. Por otro lado, el presidente planteó que si se aborda una reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha, como está previsto, se debe hacer «pensando en la experiencia de esta crisis» y por tanto proponer el blindaje del concepto de servicio público de la sanidad, del derecho público a la educación, y también una iniciativa que garantice la tutela de las personas con discapacidad. Explicó en este aspecto que lo que pretende es que las familias con hijos discapacitados puedan estar «tranquilas» y tener la «garantía absoluta» de que esas personas contarán con los recursos necesarios para su cuidado. Se trata, en definitiva, de «intentar que el Estatuto recupere el corazón y el alma con los que se firmó».