Koke, el motor que mueve al Atlético

Agencias
-

Con la vuelta del capitán rojiblanco a los campos, el conjunto colchonero ha recuperado la senda de la victoria y se ha alzado al tercer puesto de la tabla empatado con el Sevilla

Koke, el motor que mueve al Atlético - Foto: SUSANA VERA

La peor crisis de los últimos años del Atlético de Madrid coincidió con su ausencia por lesión: cinco partidos sin ganar incluyendo la final de la Supercopa y la eliminación de la Copa del Rey por un Segunda B. A su regreso, derrotó al campeón de Europa y volvió al podio liguero. Con Koke, el Atlético vive mejor.
Es el futbolista con más iniciativa del centro del campo rojiblanco. El capitán, con su capacidad para ofrecerse y auxiliar al compañero, permite que se arme juego en bloque colchonero, una cualidad muy preciada en un equipo que sufre para construir cualquier ataque posicional. Sin él, los atléticos pierden la brújula. Y en enero, su ausencia por lesión costó cara.
El madrileño finalizó el partido del 14 de diciembre contra Osasuna (2-0) con unas molestias que terminaron en una lesión muscular que le dejaron fuera de los dos últimos encuentros de 2019. Forzó para participar en las semifinales de la Supercopa de España y lideró con el primer gol la remontada ante el Barça, pero el muslo derecho no le permitió jugar más de media hora.
Con su vuelta a la enfermería, el bloque colchonero no volvió a conocer la victoria. Estuvo cerca de ella en la final de la Supercopa, pero no acertó a marcar (0-0) y el título acabó decidiéndose en los penaltis, donde el Real Madrid se impuso (1-4).
Fue solo el preludio de un período muy complicado para las huestes rojiblancas: derrota en Eibar (2-0), eliminación de la Copa del Rey ante la Cultural Leonesa (2-1), empate en casa contra el Leganés (0-0) y derrota en el derbi en el Santiago Bernabéu (1-0). El Atlético acabó sexto, fuera de los puestos de Champions, algo insólito en una segunda vuelta con el argentino Diego Pablo Simeone al frente.
El ‘Cholo’ admitió antes del siguiente duelo, contra el Granada, la relevancia de Koke en su equipo. «Es un jugador importantísimo, táctica y técnicamente diferente. Ve mucho más que los demás. Y, cuando está en el campo, el equipo tiene más posibilidades de crear situaciones de juego que nos permitan acercarnos al gol», afirmó.
El capitán fue titular en un duelo marcado por entidad y aficionados como clave para levantar el vuelo, y respondió sirviendo al argentino Ángel Correa el tanto que permitió ganar el duelo (1-0). Una semana después, formó parte del once que empató en Mestalla (2-2), y disputó el choque completo en el que el club del Manzanares sorprendió al Liverpool, vigente campeón de Europa (1-0).
El domingo, ante un rival incómodo como el Villarreal, Koke volvió a ser fundamental: suyo fue el gol que culminó la remontada, en un arte poco habitual para él como es el remate de cabeza tras un pase de Correa, suyos también el robo y la asistencia para que el portugués Joao Félix anotara el 3-1 de un zurdazo raso.
«Es nuestro capitán, nuestra referencia y es el jugador que más tiempo lleva con nosotros. Tiene bien claro lo que queremos y buscamos. Tiene una condición táctica que no la tienen muchos futbolistas y, más allá de tener un paso que parece lento, sabe dónde estar», apuntó Simeone.