La región supera a Madrid en gasto ambiental de industrias

J.A.J
-

Castilla-La Mancha es la séptima comunidad autónoma cuyas industrias dedican más fondos a la protección ambiental, un 5,6 por ciento del total. Esto supone casi 141 millones de euros

El reciclaje y valorización de residuos forma parte de las medidas de protección ambiental de las empresas. - Foto: Alberto Rodrigo

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha difundido una nueva estadística relacionada con los hábitos ecológicos en las diferentes comunidades autónomas y Castilla-La Mancha no sale mal parada en la comparación. Se trata de la Encuesta de gasto de la Industria en protección ambiental, elaborada con datos recopilados durante el 2017, y según la cual el dinero en conjunto dedicado por las industrias castellano-manchegas a aminorar el impacto de su producción en su entorno fue superior a lo que asignaron las de una región vecina con un sector industrial mayor, Madrid. En concreto, Castilla-La Mancha es la séptima comunidad autónoma cuya industria tiene un  mayor gasto en protección ambiental.
La  Encuesta  del  gasto  de  la  industria  en  protección  ambiental, según señala el INE,  presenta  el  gasto  en protección ambiental, tanto los gastos corriente como los de inversión, que realiza el sector industrial  para  evitar,  reducir  o  eliminar  la  contaminación  resultante  del  desarrollo  de  su actividad  (emisiones  de  contaminantes  al  aire,  contaminación  acústica,  tratamiento  de  las aguas residuales y residuos sólidos generados, y otros).
En concreto, las industrias castellano-manchegas dedicaron en el año analizado unos 140,8 millones de euros a distintas medidas de protección ambiental. De ellos, 112,4 millones se dedicaron a gasto corriente en el mantenimiento de equipos ya instalados con este objetivo y 28,3 millones se dedicaron a inversiones en nuevas medidas para este objetivo.
El total que asignaron a protección ambiental las industrias castellano-manchegas equivale al 5,6 por ciento del global para este objetivo en el conjunto de la industria española, unos 2.519 millones de euros. Por delante de esta región se sitúan Cataluña, con un 22,3 por ciento (562,3 millones); Andalucía, con un 13,8 por ciento (348,4 millones); Comunidad Valenciana, con un 9,6 por ciento (242,6 millones); País Vasco, con un 7,4 por ciento (186,9 millones); Galicia, con un 7,1 por ciento (178,4 millones); y Castilla y León, con un 6,6 por ciento (166 millones). El gasto en protección ambiental de las industrias de Madrid se sitúa inmediatamente detrás del de Castilla-La Mancha, con un 5,4 por ciento (135,2 millones).


Datos nacionales.

En cuanto a los datos de esta encuesta para el conjunto de España,  se ha detectado un aumento  del gasto en protección ambiental de la industria del  1,2 por ciento  respecto  al  año  anterior.  Esta cifra  supuso  el  0,42 por ciento  de  la cifra de negocios del sector. Los  gastos  corrientes destinados  a  la  protección  medioambiental (1.919,7 millones de euros)  aumentaron  un  3,7 por ciento, mientras que la inversión (599,6 millones) disminuyó un 6,1 por ciento.
Los  sectores  que  concentraron  el  mayor  gasto total (sumando gasto corriente e inversiones) en  protección  ambiental en  2017 fueron Alimentación,  bebidas  y  tabaco (23,7 por ciento del  total), Química  y  farmacéutica (16,3 por ciento)  y Metalurgia y fabricación de productos metálicos (13,6 por ciento). El  gasto  total  aumentó  un  1,2 por ciento  respecto  al  año  anterior.  La preeminencia de Alimentación, un sector en que Castilla-La Mancha es puntera, puede explicar el importante gasto medioambiental del sector industrial de la región.
El  sector  con  mayor  contribución positiva  al  crecimiento del  gasto  fue Metalurgia  y  fabricación  de  productos  metálicos (con una  aportación  de  1,051  puntos).  Por  el  contrario, Suministro  de  energía  eléctrica,  gas, vapor y aire acondicionado tuvo la mayor repercusión negativa (de –2,622 puntos).
En lo relativo a inversiones, atendiendo al tipo de equipos e instalaciones, el 48,9 por ciento de la inversión se realizó en equipos e instalaciones independientes y el 51,1 por ciento en equipos e instalaciones integrados. La inversión en equipos e instalaciones independientes registró una disminución del 24,8 por ciento respecto al año anterior. Por su parte, las inversiones en equipos e instalaciones integrados aumentaron un 23,2 por ciento.
Los ámbitos de Protección del aire y el clima (reducción de emisiones atmosféricas), Gestión de  aguas  residuales y Gestión  de  residuos concentraron  el  62,0 por ciento,  15,6 por ciento  y  5,7 por ciento  de  la inversión total, respectivamente.
Alimentación,  bebidas  y  tabaco,  Química  y  farmacéutica  y  Metalurgia y fabricación de productos metálicos concentraron más del 60 por ciento del gasto corriente (28,2 por ciento, 17,1 por ciento y 15,1 por ciento, respectivamente). El  gasto  corriente  aumentó  un 13,1 por ciento  en Suministro  de  energía  eléctrica,  gas,  vapor  y  aire acondicionado y un 13,0 por ciento en Material de transporte. Por el contrario, disminuyó un 6,0 por ciento en el sector de otras industrias manufactureras.
En cuanto a inversiones, la  actividad  con  mayor  inversión  en  protección del  medio ambiente  en  2017 fue Suministro de  energía  eléctrica,  gas,  vapor  y  aire  acondicionado,  con  196,4  millones  de  euros, un 32,8 por ciento del total de inversiones. Cabe  destacar,  asimismo,  las  inversiones  realizadas  por Coquerías  y  refino  de  petróleo (89,7 millones de euros) y por Química y farmacéutica (82,4 millones).