La resaca hipotecaria rebaja las reclamaciones al banco

R. Ch
-

Los ciudadrealeños acudieron ante el Banco de España en 243 ocasiones para formalizar una reclamación por las 656 anotadas en 2017, cuando se alcanzó un récord histórico

La resaca hipotecaria rebaja las reclamaciones al banco - Foto: PABLO LORENTE

Tras la ola de reclamaciones por discrepancias con el pago de los gastos de formalización de los préstamos hipotecarios, llegó la calma. Si 2017 disparó el número de reclamaciones tramitadas a través del Banco de España hasta el máximo histórico en los 31 años desde que el Servicio de Reclamaciones del Banco de España iniciara su andadura, 2018 dejó cifras «más acordes con las de los últimos años», según explica la propia entidad supervisora del mercado financiero español.
En Ciudad Real, esas reclamaciones han pasado de 656 en 2017 a 243 en 2018, según los datos que acaba de dar a conocer el Banco de España esta misma semana.
El 95% de las reclamaciones recibidas en 2018 fueron presentadas por consumidores y los bancos continúan siendo, «con gran diferencia», las entidades más reclamadas, concentrando el 83,4% del total de las reclamaciones. Por su parte, el 91,5% de las reclamaciones recibidas es atribuible a las entidades de depósito -bancos, cajas de ahorros, cooperativas de crédito y sucursales en España de entidades de crédito extranjeras comunitarias-, habiendo descendido en 2,9 puntos porcentuales con respecto a 2017.
 Los préstamos hipotecarios continúan siendo, un año más, la categoría que concentra una mayor cantidad de reclamaciones, con algo más de la mitad, aunque ahora son mucho menos de las que había antes, cuando llegaban a ser ocho de cada diez.
adeudos domiciliarios. A excepción de las reclamaciones sobre préstamos hipotecarios y sobre otros servicios de pago, en su mayoría, adeudos domiciliados, se observa un crecimiento en el número de reclamaciones recibidas sobre préstamos personales, que han aumentado un 86,3% este año. Este incremento se debe, según explica el propio Banco de España, «en parte, a reclamaciones presentadas por clientes de determinadas clínicas dentales, por las cuales solicitaban la cancelación de los contratos de crédito vinculados a la prestación de servicios dentales».
Han aumentado también «notablemente» las reclamaciones relacionadas con avales, con tarjetas de débito y crédito, con pymes y con herencias. Por otro lado, la categoría de ‘otras reclamaciones’ también crecen «significativamente», asegura el Banco de España, en gran medida, por las cuestiones relacionadas con demoras o desatenciones de las entidades que han sido tramitadas en 2018 como reclamaciones en lugar de como quejas.