El consumo eléctrico creció un 22% durante la ola de calor

M.Lillo
-
El consumo eléctrico creció un 22% durante la ola de calor - Foto: [Diario de Á?vila; Lola Ortiz]

La demanda de energía se situó entre el 24 y el 30 de junio en los 49.256.005 kilovatios hora al aumentar el uso de ventiladores y del aire acondicionado

La primera ola de calor del verano se registró en la provincia desde el pasado 26 de junio hasta el 1 de julio, una semana en la que se registró un aumento del consumo eléctrico derivado de las altas temperaturas que se alcanzaron. Con el calor se disparó el uso de aparatos de refrigeración, desde ventiladores hasta aire acondicionado, y de ahí que los índices de energía fueran al alza.
En concreto, el consumo de energía en la provincia de Ciudad Real, según los datos facilitados a este diario por Unión Fenosa Distribución, en la semana en la que se registró la ola de calor, del 24 al 30 de junio, con temperaturas todos los días por encima de los 40 grados, se situó en los 49.256.005 kilovatios hora, lo que supone un aumento del 22 por ciento con respecto a los datos recogidos apenas una semana antes, cuando los termómetros no supararon en Ciudad Real los 35 grados.
De este modo, se pone en evidencia los efectos que tuvo la subida de temperaturas en la demanda de energía. La provincia alcanzó la primera ola de calor de verano ya en junio con unas temperaturas que pusieron en alerta amarilla primero a la provincia y después en alerta naranja. De hecho, en ese primer episodio de calor se registró una máxima de 42,7 grados el pasado 28 de junio, lo que supone la temperatura récord para el mes de junio en la historia meteorológica de Ciudad Real.
Para sofocar esas temperaturas tórridas, los ciudadanos echaron mano de aparatos eléctricos, como ventiladores y aires acondicionados, cuyo demanda también se comenzó a disparar en las tiendas. De hecho, desde supermercados como E.Leclerc indicaron entonces que cada vez eran más los clientes que se acercaban en busca de este tipo de equipos coincidiendo con el momento en el que comenzaban a arreciar las altas temperaturas.
De este modo, desde Unión Fenosa Distribución detallaron a este diario que el consumo de energía registrado en esas dos últimas semanas del mes en la provincia de Ciudad Real se situó en los 89.583.746 kilovatios hora, frente a los 89.492.776 kilovatios hora del mismo periodo del año pasado. Estos datos apenas suponen una subida del 0,10 por ciento en este año, pues hay que tener en cuenta que se viene a ‘compensar’ la subida de consumo que se registró con la ola de calor con la bajada que se había registrado en la semana anterior, cuando las temperaturas no habían registrado valores elevados.
Por lo que respecta a otras provincias, como Toledo, donde la ola de calor también fue intensa, se debe tener en cuenta que, a diferencia de Ciudad Real, donde UFD es la principal distribuidora, operan otras distribuidoras, que tienen un peso significativo en relación con el consumo de energía.
De este modo, en la provincia de Toledo, el consumo de energía de los clientes de Unión Fenosa Distribución apenas registraron variaciones e, incluso, fue ligeramente a la baja en la semana de la ola de calor, concretamente un -2,08 por ciento, situando el consumo en los 29.129.966 kilovatios horas.
Una situación similar se produce en el conjunto de Castilla-La Mancha, aunque en este caso también se registró una ligera alza en el consumo, concretamente de un 2,69 por ciento, hasta los 90.785.102 kilovatios horas de consumo en el periodo comprendido entre el 24 y el 30 de junio, aunque en este caso también correspondiente a los clientes de la mencionada distribuidora que proporciona la información de consumo.