El IGME estudia la Motilla El Retamar para su musealización

LT
-

Científicos del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) e investigadores de la UNED y de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), estudiarán la Motilla de "El Retamar", un yacimiento hidrogeoarqueológico de Argamasilla de Alba

El estudio, denominado “Cambio climático y social en La Mancha a finales del III milenio calibrado”, consiste en una investigación interdisciplinar, que será dirigida por el arqueólogo Luis Benítez de Lugo (UNED-UAM) y el hidrogeólogo Miguel Mejías (IGME), expertos en la relación entre los acuíferos y el ser humano en La Mancha, ha informado el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, y el Instituto Geológico en nota de prensa.
Los trabajos de investigación, cuyo desarrollo está previsto para los próximos meses de septiembre y octubre, tienen un presupuesto de 25.700 euros, de los cuales la Viceconsejería de Cultura financiará el 54,83 % (14.092,56 euros), mientras que el resto, 11.607,44 euros, serán aportados por el Ayuntamiento de Argamasilla de Alba.
El alcalde de la localidad, Pedro Ángel Jiménez, ha señalado que “el propósito del proyecto es poner de nuevo en marcha la investigación de la motilla, además de incluir acciones para su consolidación y musealización”.
Esta motilla , que es uno de los elementos de gran potencial para el desarrollo del municipio, tal y como indica el “Plan de Dinamización Turística de Argamasilla de Alba 2016-2023”, se encuentra a las puertas del Parque Natural de las Lagunas de Ruidera y es una pieza clave para entender la Cultura de las Motillas.
En 2014 la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ya cofinanció un proyecto de 30.000 euros junto con el IGME, que fue codirigido por los mismos investigadores.
Fruto de aquel trabajo se publicó el libro titulado “Arqueología, hidrogeología y medio ambiente en la Edad del Bronce de La Mancha. La Cultura de las Motillas", que fue editado por el Instituto Geológico y Minero, y al que se puede acceder desde su página web.
Las motillas son yacimientos arqueológicos presentes en la región natural de La Mancha, considerados como el "fósil director", o referente principal, de la cultura más antigua (Calcolítico-Edad de Bronce) capaz de captar agua subterránea a nivel regional en Europa, además de constituir las primeras arquitecturas en piedra conservadas en La Mancha.
Las motillas coexistieron en La Mancha con otro tipo de ocupaciones durante la Edad del Bronce, tales como poblados en altura, campos de silos, cuevas o lugares sagrados astronómicamente orientados, como es Castillejo del Bonete (Terrinches, Ciudad Real).
Todos ellos conforman el grupo cultural conocido como "Bronce de La Mancha" o "Cultura de las Motillas", si bien la relación que existió entre estos diferentes lugares de ocupación no se conoce suficientemente por el momento.
En la actualidad se encuentran abiertas tres motillas, El Azuer (Daimiel), El Acequión (Albacete) y El Retamar (Argamasilla de Alba), aunque sólo la primera de ellas -situada en el entorno de las Tablas de Daimiel- está consolidada, restaurada y musealizada.
En la motilla de El Retamar se realizaron excavaciones arqueológicas entre 1984 y 1991, y desde entonces está abierta y sin actividad.