El etarra Carrera Sarobe reconoce su culpabilidad

Europa Press
-

El histórico dirigente de ETA acepta su participación en la organización de la furgoneta cargada de armas y explosivos que la Guardia Civil interceptó en Zamora en 2010 y exculpa de su colaboración a Jon Etxebarría

El etarra, Carrera Sarobe, reconoce su culpabilidad - Foto: Pool

Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, alias Ata, ha reconocido hoy que participó en la organización de la furgoneta cargada de armas y explosivos que la Guardia Civil interceptó en enero de 2010 en Zamora cuando iba camino de Portugal, al tiempo que ha exculpado al también etarra Jon Etxeberría, cuyas huellas aparecieron en el material. 
Ambos se sientan desde hoy en el banquillo ante la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional por aquel furgón con coche lanzadera, por el que fueron ya enjuciados y condenados Garikoitz García Arrieta e Iratxe Yáñez, los liberados de la banda terrorista que conducían el convoy. 
"No tengo la intención de participar en este juicio, pero quiero decir tres cosas: Reconozco mi participación en los hechos. Hasta esta mañana no conocía al señor Etxeberría. El señor Etxeberría no ha tenido ninguna participación en los hechos", ha declarado brevemente Ata al inicio de la sesión. 
Etxeberría, por su parte, ha participado pero sólo para responder a su abogado, a cuyas preguntas ha afirmado que en las fechas en que se organizó la furgoneta él estaba en Francia pero ETA aún no le había encomendado ninguna misión. 
Dice que si sus huellas aparecieron en el precinto que cerraba un recipiente con material electrónico que viajaba en la furgoneta pudo ser porque en algún momento anterior, tocase la cinta de embalar, ya que se utiliza para "muchas cosas". "Hasta que a mi se me asignan unas funciones no tengo ningún contacto con ningún material ni nada", ha asegurado. 
En concreto, ha planteado la posibilidad de que en sus traslados de casa en casa en Francia tocase esa cinta en particular, dado que embalaba el equipaje cada vez que se movía. Ha insistido en que en esas fechas no conocía ni a Ata ni a Iñaki Reta de los Frutos, otro etarra pendiente de juicio por estos hechos y cuyas huellas también aparecieron en la cinta de embalar.