Investigan las causas del accidente de un guardia civil

P. Muñoz
-

Ocurrió el término de Membrilla al arrollar a una oveja cuando la parecer un rebaño irrumpía en la calzada. El agente sufrió una fractura de clavícula

El guardia civil que sufrió el martes un accidente al arrollar a una oveja se recupera en su casa tras recibir el alta hospitalaria. Mientras tanto, la Guardia Civil investiga las causas como es preceptivo, como si se tratara de cualquier otro usuario de la vía. Así lo han asegurado a este diario fuentes de la Guardia Civil y, a la pregunta de si hay alguna responsabilidad del dueño del rebaño, declinaron hacer declaraciones puesto que se están investigando todas las circunstancias del accidente como se hace siempre.
El accidente se produjo en el punto kilométrico 370 de la carretera nacional 430, dentro del término municipal de Membrilla, cuando un motorista, agente de la Guardia Civil del destacamento de Tráfico de Manzanares, arrolló a una oveja cuando empezaba a cruzar el rebaño.
El agente fue traslado al Hospital de Manzanares donde se le diagnosticó una fractura de clavícula de la que se recupera en su casa.