Banco Santader vaticina que CLM seguirá creciendo al 2,5%

J. Monroy
-

Laura Velasco cree que la economía española puede continuar todavía creciendo durante dos o tres años claramente por encima de la media de la zona euro

Banco Santader vaticina que CLM seguirá creciendo al 2,5% - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

La experta de Banco Santander en Macro Research & Strategy, Laura Velasco, vaticinó que la economía de Castilla-La Mancha puede tener un crecimiento en los próximos dos años en torno al 2,5 anual. Lo hacía en respuesta a las preguntas del público en el seno del Foro de Mercados, organizado por el Banco Santander y La Tribuna. Velasco apuntaba que en realidad no hay grandes diferencias entre las economías de las distintas comunidades españolas, que estarán en esta media. Serán importantes para un crecimiento estable en Castilla-La Mancha la economía doméstica y el hecho de que sus exportaciones se hagan mayoritariamente a la economía euro (en especial Francia y Alemania).
Siguiendo el patrón de España, apuntó Velasco, las empresas de la región buscaron durante la crisis una demanda fuera que no había dentro. Eso, unido a la importancia del consumo interno, hace que su economía de la región tenga una mayor capacidad de afrontar diversos riesgos futuros.
Velasco en realidad se mostró optimista sobre el crecimiento en la zona euro, y más aún en España. Porque en Europa el aumento de las rentas de las familias, merced a la creación de empleo y la subida de sueldos, debe acompañar la senda positiva del consumo privado los próximos meses y ser capaz de sortear a medio plazo riesgos exteriores en las exportaciones, como son el Brexit o la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Así, apuntó Velasco, «no es descabellado un crecimiento en la zona euro del 1,3 este año y 1,7 el próximo». Eso sí, dado que por fin habrá un traspaso de las rentas de las empresas a las familias, que se consolide el crecimiento y no se desacelere dependerá de lo que hagan los empresarios. Tienen un punto de partida favorable, sin olvidar los riesgos, y en la eurozona «están bastante cómodos».
En cuanto a la inflación, apuntó Velasco, más cercana del 1,5 que del 2 que busca el BCE, este tiene cierta capacidad para esperar ver cómo evolucionan los riesgos de fuera. Los precios en el euro pueden mantenerse en ese 1,5, dependiendo si tienen más peso la energía o la inflación subyacente.
El crecimiento en España, por su parte, parece que seguirá por encima del de la zona euro, por lo menos durante dos o tres años más, apuntó Velasco. Tras los ajustes de desequilibrio, en 2018 la economía creció el 2,6 (1,8 zona euro) y el primer trimestre de 2019 aceleró todavía más. Pero lo mejor es que el consumo privado está siendo muy sólido, así como la compra de equipos y la construcción. Además hay que contar de cara al futuro que el consumo privado mejorará por el crecimiento del empleo y de los sueldos.