Una temporada para recordar

Eduardo Gómez
-

La plantilla del Viña Albali cerró su segunda campaña en Primera División con los subcampeonatos de Liga y Copa de España, y lo más importante, ganándose el respeto y el cariño de todo el fútbol sala nacional

Los jugadores del Viña Albali Valdepeñas festejan un triunfo en la Copa de España, celebrada en el pabellón Martín Carpena de Málaga. - Foto: Rueda Villaverde

El Albali Valdepeñas ya se encuentra de vacaciones tras una inolvidable temporada. La campaña marcada por el COVID-19 estará grabada a fuego por lo conseguido por un equipo que en su segunda campaña en la máxima categoría fue capaz de proclamarse subcampeón de Liga y de Copa de España y concluir tercero en la liga regular.
Ni los más optimistas podían pensar el 12 de agosto, día en el que el conjunto entrenado por David Ramos comenzó los entrenamientos de pretemporada, lo que este equipo iba a ser  capaz de lograr.
Los inicios no fueron fáciles. De hecho, los valdepeñeros debutaron en Liga con dos empates en Jaén (3-3) y en casa ante el Ribera Navarra (2-2) y una derrota en Palma (2-1). Resultados, en cierta medida, lógicos por la tremenda igualdad en la categoría.
Aficionados, durante la Copa de España.Aficionados, durante la Copa de España. - Foto: Rueda VillaverdeLa primera victoria llegó en la cuarta jornada ante un recién ascendido como el Córdoba y la buena racha se prolongó ante el otro ‘nuevo’ de la categoría, el Burela.
El empate en casa ante Santa Coloma dio paso al punto de inflexión de la campaña, tal y como admite, David Ramos. Fue en el campo del Osasuna (2-3) y esa victoria hizo que el equipo se creyese capaz de todo, a pesar de que en la siguiente jornada llegó el tremendo varapalo de la derrota en casa frente al Levante (3-6).
El objetivo de clasificarse para la Copa de España parecía torcerse y más aún teniendo en cuenta el calendario que quedaba. Pero Valdepeñas nunca se rinde y el final de año fue, simplemente, de matrícula de honor.
La 'Marea Azulona', en un recibimiento al equipo.La 'Marea Azulona', en un recibimiento al equipo. - Foto: Rueda VillaverdeUn más que meritorio empate en la pista del Movistar Inter (1-1) dio paso a una racha de seis victorias consecutivas (Cartagena, ElPozo Murcia, Peñíscola, Barça, Zaragoza y O Parrulo) con las que cerró el año 2019 y su clasificación copera. 
En el inicio del año 2020 continuaron las buenas noticias, con victorias ante Jaén, Ribera Navarra, Córdoba y Burela, y empate con el Palma, antes de que el Santa Coloma acabase con una racha de 12 partidos sin perder.
Un empate ante Osasuna y otra derrota ante Levante fueron el preludio de una Copa de España en la que acarició la gloria.
La plantilla del Viña Albali, antes de partir hacia el play off exprés de Málaga.La plantilla del Viña Albali, antes de partir hacia el play off exprés de Málaga. - Foto: Rueda VillaverdeEn su primera presencia copera, en el pabellón Martín Carpena de Málaga, el Viña Albali caía en la final ante el Barça (3-4), tras eliminar al Jaén (1-0) y Movistar Inter (3-2).
Justo después llegó el parón por la pandemia y la decisión de la Federación Española de Fútbol de solucionar la campaña a través de unos play off exprés en Málaga. La increíble remontada ante Osasuna (4-4) y el triunfo ante el Levante (5-2) permitieron a los manchegos disputar la final liguera, donde el Movistar Inter, gracias al factor empate, levantó el título, aunque la gesta valdepeñera permanecerá en el tiempo. 


Dani Santos y Catela, con gesto de resignación, con el Movistar Inter celebrando el título de Liga.
Dani Santos y Catela, con gesto de resignación, con el Movistar Inter celebrando el título de Liga. - Foto: Carlos Díaz