El partido de Putin pierde poder en Moscú

Agencias
-

Rusia Unida consigue la mayoría absoluta en la capital con 26 de 45 escaños pero ve caer su poder ante la irrupción de la oposición, demostrando la caída de popularidad que sufre desde hace una década

El partido de Putin pierde poder en Moscú - Foto: SPUTNIK

Rusia Unida, el partido que apoya al presidente ruso, Vladimir Putin, ha sufrido un varapalo en las elecciones al Parlamento local de Moscú, en las que ha conseguido la mayoría absoluta de los escaños pero perdiendo más de un tercio de representantes en relación a la anterior cita electoral, según datos publicados por la agencia de noticias rusa RIA Nóvosti
Los datos casi totales de las elecciones locales del domingo difundidos por la agencia de noticias RIA Nóvosti sugieren que Rusia Unida ha perdido cerca de un tercio de los escaños que tenía en el Parlamento local de la capital rusa. RIA ha indicado que el partido gubernamental controlará 26 de los 45 escaños del Parlamento local de Moscú, lo que supone revalidar a la mayoría absoluta, frente a los 28 escaños logrados en la cita de 2014, a los que sumó otros 10 de candidatos independientes. 
Las elecciones de este domingo han sido la cita electoral local con más seguimiento de los últimos años, después de que las autoridades vetaran a muchas candidatos opositores, lo que derivó en las mayores protestas registradas en la capital rusa en casi una década. 
Aunque son locales, los comicios han estado marcados por el protagonismo del líder opositor Alexei Navalni y sus aliados, que han convertido la cita con las urnas en una competición contra Rusia Unida antes de las elecciones parlamentarias que tendrán lugar en 2021. 
A medios de julio se registraron manifestaciones ante la sede de la Comisión Electoral Central por su decisión de negarse a incluir como candidatos a muchos opositores, con el argumento de que no habían logrado las firmas necesarias para el proceso. 
Los candidatos excluidos, entre ellos los aliados de Navalni, denunciaron la acción de la Comisión Electoral Central como una treta destinada a impedir que lograran sus escaños en la Asamblea Legislativa local de Moscú. 
En este contexto, Navaldni aconsejó a sus seguidores que votaran de forma táctica en toda Rusia por el candidato con mayores posibilidades de vencer a Rusia Unida, el partido del presidente Putin. Varios candidatos de Rusia Unida decidieron finalmente presentarse como independientes en un intento por distanciarse de su formación, cuya popularidad va decayendo desde hace una década. 

 

Mayoría con pérdida de poder

Según la agencia Interfax, tras el recuento del 99,47 por ciento de los protocolos de las comisiones electorales, "20 candidatos nominados y apoyados por los partidos de la oposición forman parte de la Duma (asamblea legislativa) de la ciudad de Moscú".
En juego había 45 escaños por los que competieron 225 candidatos de nueve partidos en unas elecciones en las que la participación fue del 21,63 por ciento, ligeramente superior a los comicios de 2014.
Entre los candidatos no figuraban 57 de la oposición extraparlamentaria, como el exdiputado de la Duma del Estado Dmitri Gudkov o Ilya Yashin y Liubov Sobol, ambos del equipo de Navalni.
Solo el liberal Serguéi Mitrojin, del partido Yábloko, consiguió registrarse, tras acudir a los tribunales.
En esta ocasión, RIA ha señalado que el Partido Comunista ha arrebatado varios escaños a Rusia Unida hasta alcanzar la cifra de 13 representantes, frente a los cinco de la ocasión anterior. Otras dos formaciones, el partido Yabloko y Rusia Justa, habrían ganado otros tres representantes.
Ayer se celebraron elecciones locales y regionales en toda Rusia aunque Moscú ha centrado todas atenciones tras las manifestaciones de este verano de apoyo a candidatos opositores y en contra de la decisión de la Comisión Electoral de excluirles, las mayores movilizaciones desde las protestas en el periodo de 2011 a 2013. 
Varios vídeos difundidos en redes sociales muestran a algunos electores llenando urnas con votos. Situada por encima del 60 por ciento, la popularidad de Putin es mucho mayor que la de los líderes occidentales aunque está en niveles inferiores a los de etapas anteriores. El exoficial de la KGB ganó por amplia mayoría las presidenciales de 2018, por lo que continuará como mandatario al menos hasta 2024. 
Sin embargo, la popularidad de Rusia Unida está bajando en parte por descontento de los ciudadanos por la decisión del Gobierno de subir la edad para la jubilación en un momento en el que los ingresos en los hogares están decreciendo.