Castilla-La Mancha puede aspirar a ser el 'laboratorio' de la digitalización

Luis J. Gómez / Toledo
-

Se trata de una de las propuestas más novedosas del Plan Estrátegico de la Pyme que ha elaborado la patronal Cecam y que presentó ayer Ontiveros. Podría hacerse «ultrarrápido», sin mucho coste y con fondos de la UE

Page llevó a sus dos consejeros más ‘económicos’ a la clausura del Congreso regional de Empresarios. - Foto: VÍCTOR BALLESTEROS

Por como lo expuso ayer Emilio Ontiveros, la digitalización puede ser la varita mágica que haga que Castilla-La Mancha deje de ser una ‘Cenicienta’. El presidente de Analistas Financieros Internacionales aseguró que la región puede convertirse en una de las zonas más digitalizadas y -por tanto- punteras de Europa. Yañadió que lo puede ser sin asumir excesivos costes y en un período de tiempo relativamente corto. «Digitalizar Castilla-La Mancha es una mejora barata y debería ser un vector estratégico esencial», señaló a las decenas de empresarios reunidos ayer en el VII Congreso regional de la patronal castellano-manchega (Cecam).
Por eso, la digitalización aparece subrayada en el Plan Estratégico de la Pyme que ha elaborado la patronal durante los últimos seis meses, escuchando a los empresarios en grupos de trabajo y contando con la colaboración de AFI. Ayer tocaba el turno de presentar el resultado de este trabajo. Y en el caso de la digitalización, Ontiveros expuso que Castilla-La Mancha tiene un ejemplo al norte de Europa. «En dos regiones de Dinamarca han sido capaces de digitalizar de manera ultrarrápida», señaló. Ahora en esas zonas la digitalización ha llevado a que prácticamente se ha conseguido eliminar el dinero en efectivo de las transacciones. Explicó que los resultados han sido positivos. «El comercio al por menor está aplaudiendo y la productividad de muchas empresas está creciendo», corroboró.
Ontiveros expuso que en el caso de Castilla-La Mancha debería de ser «relativamente fácil y no costoso». Cree que se podría contar con la complicidad de algunas empresas del sector «que podrían hacer un laboratorio aquí de cómo se consigue modernizar digitalmente en poco tiempo». Además también habría que contar con la colaboración de la Universidad de Castilla-La Mancha y con la Administración. Ayer al Congreso regional de Cecam asistieron tanto el rector, Miguel Ángel Collado, como el presidente de la Junta, Emiliano García-Page, así que los dos se pudieron llevar de primera mano la propuesta de los empresarios. Además Ontiveros preside el Consejo Social de la UCLM, así que ahí también podrá trasladar esta propuesta.
Por si faltaba alguna razón más para intentar convencer a los asistentes de la necesidad de digitalizar la región de arriba a abajo, Ontiveros añadió que además se puede financiar en buena parte con el dinero del Plan Juncker de la Unión Europea. Recordó que el presidente de la Comisión dijo que había que «acelerar la inversión» dentro de Europa para infraestructuras tecnológicas y digitales. Si todos los ingredientes se remueven bien, el presidente de AFI cree que «habremos pasado de ser una región percibida como retrasada en algunos aspectos a ser una región que ya se ha situado en la curva, en la frontera de la innovación».
La innovación digital es solo una de las seis patas del Plan Estratégico de la Pyme, que primero ha hecho un diagnóstico de la situación empresarial para posteriormente proponer soluciones. En la primera pata, la de dimensión empresarial se ha detectado «que tenemos demasiadas microempresas». La solución en este caso pasa por un lado por la Administración, que «debe reducir las normativas que impidan ascensos en el tamaño medio de las empresas» y también por los propios empresarios, para que busquen alianzas y alternativas de cooperación.
Analizando el entorno normativo (segunda pata), señala que para los emprendedores «no es necesariamente más adverso que en el resto de España»y sin embargo el porcentaje de creación de empresas es más bajo. Aun así recalcó que en España se tarda de media 40 días en abrir un negocio, mientras que solo se tardarían 48 horas en Dinamarca. Apuntó que la Administración debe crear incentivos para emprender, pero que también debe haber ‘incentivos sociales’, para que «lo mejor de cada familia se asigne a innovar, a crear empresas».
En el ámbito de la financiación (tercera pata), Ontiveros aconsejó aprovechar el momento para que las empresas reestructuren su deuda si tienen oportunidad de hacerlo. «No vamos a tener esta oferta de liquidez ni tipos más bajos», avisó, «solo nos faltaría una mayor flexibilidad y complicidad por parte del sistema bancario». En este caso su consejo pasa por diversificar.
La cuarta pata es la del capital humano y aquí el problema parece más difícil de resolver. Por un lado, Ontiveros advirtió del peligro que supone tener un paro estructural de «desempleados que pueden llegar a serlo toda la vida». Por otra cree que es «muy importante» que las empresas sepan detectar el capital humano que necesitan.
En el caso de la quinta pata,  la de la internacionalización, la crisis ha tenido hasta un efecto positivo. Ontiveros destacó que más empresas han salido a vender fuera y que además han diversificado destinos. En este caso aconseja hacer una «política para definir atractivos de la región», una especie de plan de marketing para exhibir «las ventajas comparativas de la región».  Quien sabe si en unos años la digitalización será una de ellas.