El Viña Albali Valdepeñas, campeón del Trofeo Diputación

La Tribuna
-

El equipo de David Ramos golea al Manzanares (4-0) le da la vuelta al marcador del partido de ida

Coro eleva el trofeo mientras sus compañeros aplauden con sus respectivas medallas. - Foto: ACP FS Valdepeñas

El Viña Albali Valdepeñas ha reeditado su condición de campeón del Trofeo Diputación al golear esta tarde al Manzanares FS Quesos El Hidalgo por 4-0, dándole la vuelta al 2-1 con el que se resolvía el envite de ida. Con las gradas del ‘nuevo’ Virgen de la Cabeza repletas de aficionados, valdepeñeros y manzanareños no defraudaron y ofrecieron un duelo intenso, emocionante y muy vistoso.
La primera mitad tuvo de todo: ocasiones, goles, un debut y hasta un par de expulsiones. Tras dos buenas opciones de inaugurar el marcador del visitante Pepe y del local Thiago, más tres nuevas paradas del portero del Manzanares FS Óscar de la Faya, Dani Santos ponía el 1-0 con un gran lanzamiento de falta que sorprendía al joven guardameta visitante, igualando la eliminatoria (minuto 13). Y un minuto después, el pívot Kike ampliaba la ventaja vinatera con un remate en el segundo palo.
Pese a una acción fallida de Pepe casi a puerta vacía y un disparo al palo de Jorge Salcedo, con este 2-0 se ponía punto y final a un vibrante primer periodo en el que se estrenaba como jugador del Viña Albali Valdepeñas Lluc Parera, y en el que Kike y Manu Diz, uno por cada bando, se tenían que ir al vestuario de manera precipitada al ser castigados con sendas tarjetas rojas tras una trifulca entre ambos. 

Kike celebra el segundo gol del partido.
Kike celebra el segundo gol del partido. - Foto: ACP FS Valdepeñas
En la segunda mitad no hubo opción a la sorpresa y Nacho Pedraza, finalizando una acción de estrategia, sentenciaba la final con el 3-0 (minuto 24). El partido, ya con menos emoción, transcurrió sin mayores sobresaltos hasta que Chino se estrenaba como goleador azulón firmando el 4-0 tras una buena jugada con Thiago (minuto 32).
El resultado pudo ser incluso mayor ya que los colegiados castigaban como penalti un derribo de Jorge Salcedo sobre el debutante Lluc. Nacho Pedraza ejecutaba la pena máxima, pero Óscar de la Faya respondía con una soberbia intervención bajo los tres palos.
Aunque la final estaba decantada (5-2 en el global), el Manzanares lo siguió intentando en busca de un gol del honor que se le resistió, pues el disparo de Pablo Mel se volvía a estrellar en la madera.


El Viña Albali Valdepeñas posa con el trofeo conquistado.
El Viña Albali Valdepeñas posa con el trofeo conquistado. - Foto: ACP FS Valdepeñas