El Pleno debate medidas para la hostelería y el comercio

LT
-

Se pretende bonificar la licencia de las reformas que tengan que realizar para garantizar medidas sanitarias y establecer exenciones para que puedan sacar sus artículos a la vía pública

El Pleno debate medidas para la hostelería y el comercio - Foto: Tomás Fernández de Moya

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Manzanares lleva este lunes al Pleno ordinario del mes de mayo, entre otros asuntos, tres propuestas de modificación de ordenanzas fiscales para ayudar a hosteleros, comerciantes y familias numerosas.
Ante el impacto del COVID-19 en el comercio y la hostelería local, que va a obligar a adaptar el ejercicio de la actividad a unas nuevas condiciones con posibles obras en los locales, el Ayuntamiento es consciente de la importancia que tiene apoyar estas adaptaciones para fomentar el empleo y evitar su destrucción en estos sectores productivos.
Por ello, el equipo de gobierno propone establecer una bonificación en la cuota del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) de hasta un 95% para las obras de adaptación y reforma de locales de restauración o comercio en general.
Por otro lado, debido al fuerte impacto negativo que esta pandemia está teniendo en las ventas del comercio local, el Ayuntamiento propondrá en el Pleno una exención en la tasa por instalación de puestos en horario comercial durante los viernes de todo un año, entre el 1 de junio de 2020 y el 31 de mayo de 2021.
Durante el horario de apertura al público, los comercios del municipio podrán ocupar la vía pública con mesas, percheros y otros elementos similares para la exposición de las mercancías.
También se lleva a pleno la modificación de la ordenanza del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) con dos objetivos. Por un lado, ante la construcción de centrales de energía solar fotovoltaica de importantes dimensiones, para adecuar el tipo impositivo de los bienes de características especiales a esta nueva situación. Por otro, bonificar la cuota tributaria que pagan las familias numerosas por su vivienda habitual. Así, se propone una bonificación de la cuota íntegra del IBI a las familias numerosas cuya vivienda habitual no tenga un valor catastral superior a 100.000 euros y cuyas rentas netas anuales, de acuerdo de la normativa del IRPF, no excedan de multiplicar 6.500 euros por el número de miembros que conviven en la vivienda objeto de la bonificación.