Los ladrones campan a sus anchas en Manzanares y Membrilla

Pilar Muñoz
-

Han dado otros 'palos' en varias viviendas de estos dos municipios, casi todos llevan el mismo sello y su fin es desvalijar las casas en busca de oro y dinero en metálico

Los ladrones campan a sus anchas en Manzanares y Membrilla

Los ladrones siguen campando a sus anchas y perpetrando robos en Membrilla y Manzanares, cuyos vecinos están atemorizados por esta espiral delictiva. La mayoría de los robos llevan la misma firma. Actúan de noche. Trepan y gatean por los tejados hasta llegar a la vivienda ‘fichada’ y una vez allí acceden tras forzar puertas o ventanas.
Sin embargo, uno de los últimos robos ha sido a plena luz del día. Según ha podido saber La Tribuna de fuentes de toda solvencia, el robo se perpetró en una vivienda de Manzanares próxima a la zona del recinto ferial. Los ladrones forzaron la puerta de la finca y una vez dentro se tomaron su tiempo (como la banda que actúa de noche). Pusieron todo patas arriba, abren armarios, tiran cajones, revuelven todo en busca de oro y dinero.
En la vivienda de Manzanares asaltada consiguieron llevarse varias piezas de oro y mil euros. Todo indica que los ladrones sometieron a vigilancia a los habitantes de la vivienda y a los vecinos, estudiaron el terreno, quién sale y quién entra, horarios y costumbres para no ser sorprendidos y acabar con sus huesos en la cárcel.
El segundo robo se cometió también en Manzanares, en la misma zona e igualmente consiguieron apoderarse de objetos de valor.
En Membrilla, donde el 7 de noviembre dábamos cuenta de los robos perpetrados, más de una decena y otros frustrados, han vuelto a saquear viviendas. Según ha podido saber este periódico, los ladrones entraron trepando y gateando a una vivienda de dos plantas. Sabían que una de las propietarias estaba de boda en Villarrobledo (Albacete) y la otra había ido a Valdepeñas. Hace unos días se cometía otro robo en Membrilla. La gente está muy preocupada, asustada. Hasta ahora los ladrones han entrado cuando no había nadie en las casas y también se ha dado la circunstancia de que los propietarios de la vivienda no han regresado antes, cuando los ladrones estaban en plena faena. ¿Qué habría pasado entonces?, se preguntan. Piden más presencia policial para evitar males mayores y acabar con los robos en la zona.