scorecardresearch

El Sescam estudia reabrir los hospitales a las visitas

Hilario L. Muñoz
-

La ausencia de pacientes COVID provoca que el Santa Barbara de Puertollano sea el primero en volver a la situación prepandemia, aunque con horarios

Entrada al hospital Santa Bárbara de Puertollano. - Foto: Rueda Villaverde

La reducción de la incidencia del coronavirus ha provocado una vuelta a la normalidad en casi cada aspecto del día a día. La hostelería se encuentra abierta con aforos completos y sin límites de horarios y cada vez son más las administraciones y los trabajadores que regresan a la rutina de la presencialidad. Se trata de un regreso a la normalidad prepandémica en la que, de momento, no entran los hospitales, donde el Sescam está analizando un criterio o criterios comunes para que se vuelvan a autorizar las visitas en todas las gerencias, tratando de compaginar la situación epidemiológica con el regreso de los encuentros familiares en los centros hospitalarios.

Esa búsqueda de un marco común ocurre en un tiempo en el que hay varios hospitales con un solo paciente o ninguno desde hace un mes y en el que cada vez son más los familiares que reclaman una norma específica tras los momentos más duros de la pandemia, en que solo un familiar podía permanecer en la habitación junto al paciente, en algunos momentos sin salir de ella.

De momento, en la provincia de Ciudad Real, hay una Gerencia que ha abierto las visitas. Se trata de la de Puertollano, que cuenta con unos horarios marcados de 12.30 a 13.30 horas y de 17 a 20.30 horas y con un máximo de dos visitas por paciente, para evitar que haya una masificación de la zona de hospitalización. Se trata de una decisión de ese hospital, que de momento, apuntaron fuentes consultadas, no se va a dar en el resto de centros de la provincia, a la espera de que haya un criterio común que fije cómo se producirá la reapertura. En este sentido, las mismas fuentes, recordaron que ahora llega un periodo complicado con la gripe y otros virus respiratorios y que será necesario esperar a la evolución de la pandemia para normalizar estas visitas.

La norma pautada en la actualidad es que solo haya una persona por paciente en los centros hospitalarios, aunque el modo en que se produce esa entrada varía de unas gerencias a otras, con pases que se intercambian en unas, registro de pacientes en otras, y hasta horarios marcados para el intercambio en algunas. Ese único acompañante también se da, por ejemplo, para intervenciones quirúrgicas y para consultas externas, aunque en este caso se da para menores o personas dependientes.