"Jugar la fase de ascenso sería emocionante"

Manuel Espadas
-

Quique Chacón está disfrutando en su primera temporada en el Caserío y apuesta por el trabajo diario para lograr un ambicioso objetivo

Enrique Chacón (izquierda) y Santi Urdiales (derecha), en su comparecencia ante los medios. - Foto: LT

El BM Caserío está viviendo un dulce momento de forma. La semana pasada, en Alcalá de Henares (24-27), alargaba a siete jornadas sin perder su gran racha de resultados (seis victorias y un empate), compartiendo en la actualidad la segunda plaza del Grupo F, a sólo dos puntos del líder, el BM Maracena. Una buena dinámica que los de Santi Urdiales intentarán prolongar con un nuevo triunfo contra el SAFA Madrid (sábado, 18.30 horas) en un Quijote Arena en el que cuenta sus partidos por victorias.
El equipo de Ciudad Real no pierde desde hace casi dos meses (5 de octubre en Maracena), lo que invita a pensar que está atravesando uno de sus mejores momentos desde que milita en categoría nacional. «Desde que perdimos en Maracena el equipo se ha armado y va a mejor, pese a la mala suerte que estamos teniendo con las lesiones. Estamos en buena línea y pensamos partido a partido, con el objetivo de llegar al parón navideño con posibilidades», destaca el entrenador.
Tampoco desmerece la racha del SAFA, emblemática cantera del balonmano madrileño, de donde salió, entre otros, José Javier Hombrados. El conjunto de Iván Enríquez comenzaba la temporada con un nefasto registro de cinco derrotas consecutivas, pero en las últimas cuatro jornadas ha encadenado un empate y tres victorias, la última contra Benalmádena (24-22).
Uno de los destacados en la última victoria contra el Iplacea fue Quique Chacón, autor de cinco goles. El joven extremo pozueleño está dispuesto a «tirar del carro» cuando haga falta, sobre todo en partidos donde se acumulan las ausencias de compañeros por lesión. En su primera temporada en categoría nacional, asegura que está disfrutando en el Caserío, donde «no me esperaba que lográramos una racha tan buena».
Sobre la posibilidad de jugar la fase de ascenso a Plata, Quique Chacón reconocía que «sería emocionante, para mí y para cualquiera de nosotros».