Huete destaca las peticiones de prisión provisional

Pilar Muñoz
-

El jefe de la Fiscalía avanza la memoria correspondiente al último ejercicio en la que resalta las sentencias dictadas conforme a la petición de los fiscales

Luis Huete, fiscal jefe de Ciudad Real - Foto: RUEDA VILLAVERDE

Las cifras de la Fiscalía provincial correspondiente al pasado ejercicio siguen la misma tónica de los últimos años, concretamente desde 2016 a raíz de la modificación de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. De este modo, el número de diligencias previas incoadas sigue disminuyendo porque entre otras cosas se archivan aquellas causas denunciadas en las que no existe autor conocido.
Pero las cifras presentadas ayer a modo avance de la memoria por el fiscal jefe, Luis Huete, también evidencian el trabajo de los fiscales y los jueces, con una actividad «mucho más cerca de los juzgados» y favoreciendo que los procedimientos se puedan finalizar sin demasiada dilación de tiempo. Además, añadió, supone un importante ahorro de tiempo y dinero mediante las conformidades. Llegado a este punto, destacó el alto número de sentencias dictadas conforme a la petición de los fiscales de la plantilla de Ciudad Real.
Otro dato que habla de la labor de los fiscales es el relativo a las peticiones de prisión provisional. En 2018 se han acordado «64 medidas de prisión provisional, lo que supone una actividad importante. En una provincia segura como la de Ciudad Real las 64 medidas de prisión representan un número importante», destacó el jefe de la Fiscalía Provincial de Ciudad Real en su comparecencia ante los medios para ofrecer un avance de la memoria correspondiente al último año que se dará a conoce   a primeros de otoño coincidiendo con la apertura del año judicial que preside el rey.
Aunque se ha reducido el número de diligencias previas, se ha registrado un aumento en cuanto a sentencias dictadas y, especialmente, respecto a la petición de prisión provisional a instancia del fiscal, reiteró para, a renglón seguido, añadir que 24 han sido por delitos de violencia de género.
Centrándose en el objeto de su comparecencia, indicó que en el capítulo de procedimientos penales, el número de diligencias previas se ha reducido por quinto año consecutivo al pasar de 16.694 a 15.091, lo que supone un descenso de casi el 10%.
En los hechos delictivos leves se ha registrado un descenso de un 12%,  mientras que los sumarios incoados por delitos muy graves han experimentado un aumento de un 100%, al pasar de 13 a 26.
Sin embargo, los escritos de acusación formulados por los fiscales  han disminuido un 5%.
En cuanto al número de juicios celebrados a lo largo del último año en Ciudad Real, se vuelve a producir un ligero se incremento hasta situarse en la tasa de 2015. Por contra, los juicios por delitos leves han disminuido un 60%, mientras que en procesos judiciales en los tres juzgados de lo Penal fueron 105 más que en 2017.
El jefe de la Fiscalía de Ciudad Real, por otro lado, destacó el descenso en el capítulo de delitos graves y menos graves denunciados.  A modo de ejemplo, dijo que se ha pasado de 103 robos con violencia en 2017 a 66 en 2018; y de 545 a 431 en el caso de los robos con fuerza.
Unos datos que Luis Huete atribuye también al trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.  
Transformar diligencias. Aún así el fiscal jefe considera que se debería potenciar más el mecanismo que permite transformar una diligencia previa en una diligencia urgente cuando el autor reconoce un hecho de forma que se llega a una conformidad con una pena menor.
En este contexto, dijo que los procedimientos abreviados se han  reducido un 15,5%, de 1.854 se ha pasado a 1.603.

Desde 2016 se registra un descenso de estos procedimientos tipo para instrucción de los procedimientos penales a raíz de la modificación de la Ley de Enjuiciamiento Penal, artículo 282 que establece que cuando se produce una denuncia por un delito de estas características en el que no existe autor conocido no se remiten esas diligencias a los juzgados de instrucción y se dejan de tramitar diligencias que antes sí iban directamente a sobreseen.
En cuanto a las diligencias urgentes, se han incrementado de 1.786 a 1.943. Del mismo modo,  ocurre con las calificaciones que han aumentado en un 5,7%. Han sumado 1.046, de las que 804 han sido conformidades. En este sentido, explicó que se trata de delitos leves como por ejemplo los relativos a  la seguridad vial, hurtos o robos siempre que no sean en viviendas o en casas habitadas.
Respecto a las sentencias, en los juzgados de Primera Instancia e Instrucción se han dictado 962 condenatorias, frente a las 1.530 del año anterior, y 938 absolutorias sobre las 3.003 de 2017.
En los juzgados de lo penal de Ciudad Real se dictaron un total de 1.527 sentencias, de las que 1.243 fueron condenatorias y 284 absolutorias. En el caso de las condenatorias, 743, es decir el 60% fueron de conformidad. Al hilo de ello, destacó que 451 se dictaron de conformidad con la petición del fiscal y solo 49 de disconformidad; mientras que en el de las absolutorias 115 fueron conforme a la petición del fiscal y 169 disconformes.