Pacta 4 años y medio por trafico de cocaína

Pilar Muñoz
-

No compareció hace un año junto a los otros 10 integrantes de la trama porque estaba huido de la justicia

Foto de archivo de los otros miembros de la trama en el banquillo - Foto: TOMÁS FERNÁNDEZ DE MOYA

David E. P. M., colombiano de 36 años, por fin se ha sentado en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial y ha admitido el delito de tráfico de drogas que se le imputaba. Lo ha hecho trece meses después de que otros nueve miembros de una banda comparecieran ante el Tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Ciudad Real. Todos, salvo uno admitieron los hechos y pactaron penas. El noveno decidió ir a juicio, pero igualmente fue condenado. Faltaba David E. P. M. que estaba huido de la justicia. Pero tras ser localizado, le citaron para ser juzgado. Ayer, admitió el delito de tráfico de drogas y pactó una pena de cuatro años y seis meses de cárcel. Según explicó a este diario el fiscal del caso, Carlos G. Santorum,  ha estado cuatro meses en prisión provisional. Inicialmente pedía seis años de prisión, pero tras admitir el delito se rebajado a cuatro años y medio. La mitad de la condena la va a cumplir en España.
David E. P. M. estaba de forma ilegal en España cuando fue detenido por tráfico de drogas. La banda, en su mayoría integrada por colombianos, traía la droga a través de un repartidor de una universidad de Madrid para distribuirla y venderla en fiestas y conciertos como Viña Rock.
Los traficantes agudizan cada vez más el ingenio para introducir drogas en España poniendo a prueba a la Guardia Civil y la Policía Nacional. Un ejemplo de ello es la detención de 20 personas a mediados de 2015 en la provincia por su presunta relación con una trama que por un lado introducía cocaína desde Colombia impregnada en folios y, por otro, distribuía pastillas, éxtasis, en fiestas y conciertos.