Exaltación marianista para presentar el nuevo colegio

Diego Farto | Ciudad Real
-

El provincial de la Orden Marianista en España, Miguel Ángel Cortés, vinculó la trayectoria del Colegio Nuestra Señora del Prado con el recuerdo de sus mártires

Un instante del comienzo de la misa inaugural. / - Foto: Pablo Lorente

La fiesta de inauguración de las nuevas instalaciones del Colegio Nuestra Señora del Prado partió de una exaltación de espíritu marianista antes de dar a conocer los ocho edificios que ahora conforman el nuevo centro.
La tarea de realzar el vínculo religioso del colegio recayó sobre el provincial de la Orden Marianista en España, Miguel Ángel Cortés, que presidió la eucaristía que abrió la inauguración.
Cortés enlazó la historia del colegio Nuestra Señora del Prado con el recuerdo de los mártires Carlos Eraña, Fidel Fluidio y Jesús Hita, representados por tres pilares situados en un lateral de la nueva capilla. Cortés relacionó su ejemplo de amor y entrega con las bases que «dan solidez a una vida por los demás».
En el acto estaban presentes el coordinador de los Servicios Periféricos de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, Miguel Morales; y la alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero, quien felicitó al director del centro por la inauguración de los nuevos edificios, de los que aseguró forman parte de «un proyecto de educación de calidad». Del mismo modo, destacó el prestigio del colegio, «no sólo en esta ciudad, sino también en el ámbito nacional», con 1.400 alumnos.
Por su parte, el director del centro, Gregorio Pérez, subrayó que el colegio «es totalmente nuevo», con la única excepción del aulario ante el que se hizo el corte de la cinta inaugural, que se edificó en 1995, «pero que prácticamente en un 95 por ciento está reformado».
Precisó que la superficie llega hasta los 30.000 metros cuadrados, de los que «aproximadamente son instalaciones deportivas» y el resto para funciones educativas y administrativas, además del edificio histórico, que queda fuera de la labor docente.