Los bomberos aumentan sus actuaciones por los enjambres

Hilario L. Muñoz
-

Los parques de la provincia suman más de medio centenar de intervenciones en lo que va de año, una decena más que en 2018, con el apoyo de apicultores que colaboran con las abejas

Los bomberos aumentan sus actuaciones por los enjambres

Esta semana, los bomberos procedieron a cortar la calle Pedrera Baja para retirar un enjambre que había encontrado acomodo en la rueda de repuesto de un todo terreno. La actuación es una de las muchas por insectos que con la llegada del calor realizan los parques del Servicio contra Incendios y Salvamento. De hecho se ha producido un incremento de estas intervenciones con 54 actuaciones por abejas desde que comenzó 2019 cuando el año pasado por estas fechas hubo 43 intervenciones. El total de actuaciones por abejas en 2018 fue de 157 y los meses de más actuaciones fueron mayo, junio y julio, con un junio en el que hubo 57 intervenciones.
El jefe de unidad del parque de Alcázar, Francisco Rojas, expuso que detrás de estas salidas se encuentra la situación de la primavera y la floración. «Si hay mucha floración y el ambiente es idóneo, la reina empieza a criar y como ya no hay espacio físico en la colmena sacan una nueva reina y se va la vieja o la nueva y salen unas cuantas». La cantidad puede ser pequeña o grande, en función de la población, y «cuando un enjambre sale de una colmena se puede poner en cualquier sitio, desde un sillín de una bicicleta a en el pico de una ventana, en la rama de un árbol o seto». El enjambre lo normal es que desaparezca con el tiempo, ya que «las exploradoras vuelan para encontrar el sitio definitivo» donde quepan todas. Los bomberos suelen llegar cuando las exploradoras buscan ese nuevo lugar, por lo que se trata de esperar a que continúen su camino, coger la reina y meterla en «un núcleo», una caja, y se traslade a «un apicultor de referencia», que colabora con los servicios de bomberos o el campo «donde haya floración y agua».
Esta intervención es con las abejas, ya que con las avispas, apenas hay intervenciones en esta zona, aunque hay que tener en cuenta que mientras para las primeras basta con alejarse de la zona donde se encuentran, las segundas implican mayor peligro. «Con las abejas solo las vemos a entrar y salir, porque tienen su lugar, mientras que con las avispas están revoloteando», además de que al no morir al picar atacar con más facilidad. Ante un enjambre de abejas lo ideal es acordonar la zona, porque «las abejas no van a picar a no ser que se intente darles», recordó Rojas, en conversación con La Tribuna de Ciudad Real.
Los bomberos aumentan sus actuaciones por los enjambresLos bomberos aumentan sus actuaciones por los enjambresPor otra parte, el jefe de unidad apuntó que, más allá del adelanto de la floración, un posible segundo motivo, por el que cada vez hay más intervenciones, es el incremento de jardines con floración durante todo el verano, lo que hace que haya cada vez más abejas que opten por fijar sus enjambres en las ciudades.
 


Más fotos:

Los bomberos aumentan sus actuaciones por los enjambres
Los bomberos aumentan sus actuaciones por los enjambres
Los bomberos aumentan sus actuaciones por los enjambres
Los bomberos aumentan sus actuaciones por los enjambres