El Ejecutivo se inclina por no dejar pasar a Madrid de fase

Europa Press
-

La presidenta de la Comunidad ha adelantado la decisión de sanidad por Twitter y defiende que se ha aumentado la capacidad de camas y de PCR para poder avanzar en la desescalada

El Gobierno se inclina por no dejar pasar a Madrid de fase - Foto: SUSANA VERA

Isabel Díaz Ayuso, ha avanzado que el Ministerio de Sanidad les ha emplazado a una nueva reunión mañana para tratar la fase 1 de la desesalada, tras el encuentro de esta tarde, y dice que "no parece estar dispuesto" a que Madrid pase a la fase 1.

"Nos emplazan a otra reunión mañana. Madrid cumple todos los criterios: ha aumentado su capacidad de camas y PCR, menor índice contagios...", ha indicado a través de su perfil personal de Twitter.

Esta misma mañana la dirigente regional acusaba, en la Asamblea, al Gobierno de jugar con el pase a las fases de la desescalada de "manera indiscriminada" y mostraba su temor a que las decisiones que se adopten para Madrid tengan que ver con ls que se toman para Cataluña.

De confirmarse, sería la segunda negativa a la autonomía. La primera se sustentó en que la Comunidad de Madrid debía esperar a que el sistema de detección de la Atención Primaria estuviera "más afianzado para el cambio de fase", que se produjo además en medio de la polémica por la dimisión de la exdirectora general de Sanidad Yolanda Fuentes, que abogaba en ese momento por seguir en la fase cero.

Para tratar de obtener el visto bueno, la Consejería de Sanidad remitió un informe técnico con un incremento "importante" de la capacidad de Atención Primaria y el SUMMA 112 para realizar el volumen de PCRs requerido por el Ejecutivo, con una media de 15.000 diarias.

También detallaba el refuerzo de la red de "rastreadores" para detectar posibles casos Covid-19, planes de elasticidad en hospitales en caso de repunte, un incremento de plantilla en esa red de vigilancia, la renovación de los 10.100 contratos de refuerzo durante la pandemia del Covid-19 y la caída de la presión asistencial, con un descenso del 86 por ciento en hospitalización y del 73 por ciento en UCI desde el pico máximo de la pandemia.