Rechazan la reducción de la dotación de riego para leñosos

LT
-

Mancha Occidental II confía en que la CHG considere sus alegaciones, que califica de «fundamentales» para el desarrollo socioeconómico de esta zona

Rechazan la reducción de la dotación de riego para leñosos - Foto: Pablo Lorente

La Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas (CUAS) Mancha Occidental II mostró este viernes su rechazo a reducir las dotaciones de riego de cultivos leñosos en sus alegaciones a la propuesta de revisión del programa de actuación de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) para esta masa de agua.
En una nota de prensa, la CUAS explicó que rechaza la propuesta de la CHG de reducir las dotaciones de riego para los cultivos leñosos de los 1.500 metros cúbicos por hectárea y año actuales a los 1.400, y reiteró que no aceptarán recortes en las dotaciones de agua para regadío «ni en una sola gota, ya que ya están por debajo de las iniciales».
Además, consideró que la Confederación no justifica la disminución de agua y se preguntó en qué se ha modificado el comportamiento de esta masa de agua subterránea para limitar la dotación máxima de referencia en ejercicios futuros, mientras que en el régimen de explotación aprobado recientemente «se decidió mantener para cultivos leñosos los 1.500 metros cúbicos por hectárea para este año».
Por ello, los regantes han pedido que se mantengan los 1.500 metros cúbicos para los usos industriales y ganaderos, sin condiciones restrictivas, y que se reduzcan las condiciones para la transmisión parcial de derechos de agua. Asimismo, han demandado a la CHG más agilidad en los procedimientos de limpiezas de pozos, con el fin de reducir el tiempo de espera de los usuarios de Mancha Occidental II y amoldarlo a la realidad de la actividad agraria.
La Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas Mancha Occidental II confía en que la CHG considere sus alegaciones, que calificó de «fundamentales para el desarrollo socioeconómico de esta zona de Castilla-La Mancha». La CUAS cuenta con más de 90.000 hectáreas de regadío y unos 9.000 regantes de 23 municipios de las provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo.