scorecardresearch

El precio de la luz condiciona las cuentas en los hoteles

M. Lillo
-

La ocupación durante el puente ha sido muy alta, rozando el lleno en muchas zonas de la provincia

La recepción de un hotel, en una imagen de archivo.

«Como una gran espada de Damocles». Así ha calificado la gerente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería, Cristina Miranda, el efecto que puede tener la subida del precio de la luz en los alojamientos hoteleros, una cuestión que puede comprometer su rentabilidad, ya de por sí ajustada,  pues ha «descuadrado los números». Y es que los precios «disparados» de la electricidad no sólo están teniendo incidencia en el aumento del precio de bienes de consumo, sino que también está impactando de lleno en sectores productivos o en ámbitos como el del turismo. Este es el lado negativo que padece ahora un sector, el de los alojamientos hoteleros, que se estaba revitalizando tras los duros meses que sufrió al principio de la pandemia y que ha registrado buenos datos durante este puente, incluso con niveles previos al COVID tras el levantamiento de las restricciones de aforo y de horarios.

«El puente ha registrado una ocupación altísima, que ha rozado el 100% en muchas zonas», afirmó a este diario Cristina Miranda, quien corroboró que «efectivamente, estamos en niveles pre pandemia e incluso ligeramente superiores».

Así lo pusieron de manifiesto hoteles de la capital como el Silken Alfonso X, que ha registrado un lleno todos los días del puente, principalmente gracias a la llegada de visitantes de Madrid, Cataluña, Andalucía e incluso del extranjero, que en muchos casos hacen parada en Ciudad Real en su camino hacia otros puntos. «Hay mucha gente de paso», dijo José Vicente González, jefe de recepción, quien se congratuló de que este sector esté remontando en lo que respecta al número de clientes.  

Precisamente por ser zona de paso es por lo que los hoteles arrastran tradicionalmente un reto: «La única asignatura pendiente que debemos mejorar son los datos de rentabilidad: los ingresos medios por habitación y los precios medios son bajos. Idem con la estancia media, que sigue sin alcanzar los dos días», agregó la gerente de la asociación.

Se trata de factores, junto a la mencionada subida de la luz, que condicionan la recuperación de un sector que trata de mirar con optimismo el futuro gracias a la reactivación poco a poco de los viajes. «Desde marzo que abrimos ahora es cuando ya se van viendo grupos», afirmó Juani Pradana, del Hotel Doña Carlota, quien indicó que se empiezan a ver viajes colectivos de mayores que no obstante están pendientes de la decisión del Imserso. También tienen un gran tirón los eventos deportivos, lo que subrayaron a su vez desde el Hotel Parque Real, que ha registrado una ocupación media del 70% durante el puente y que destacó que el aumento de la vacunación está haciendo que vuelvan las reservas, aunque los viajes se siguen cerrando a última hora. En el Santa Cecilia la ocupación media ha sido de alrededor del 60%.