scorecardresearch

Casi una veintena de municipios paga en menos de diez días

A. Criado
-

Uno de cada tres ayuntamientos ciudadrealeños aún supera el plazo máximo establecido por el Ministerio de Hacienda

Casi una veintena de municipios paga en menos de diez días - Foto: Toms Fernndez de Moya

La mayoría de los ayuntamientos de la provincia de Ciudad Real cumple con lo establecido por la Ley de Morosidad, que fija como plazo máximo de abono de las facturas 30 días desde el momento de la entrega del bien o el servicio. Al cierre del primer semestre de 2021, solo 14 corporaciones municipales superaron el mes de espera para sus proveedores, una cifra similar a la registrada hace un año, cuando uno de cada tres municipios que facilitó la información rebasó el límite fijado por el Ministerio de Hacienda.

Cabe destacar, como dato positivo, que casi una veintena de ayuntamientos ha reducido el periodo medio de pago a proveedores por debajo de los 10 días, destacando entre todos ellos el de Daimiel, que ha pasado de abonar las facturas de 46 a nueve días en tan solo un año. Su concejal de Economía y Hacienda, Jesús David Sánchez de Pablo, afirma que el Consistorio daimieleño se mueve actualmente «en unos datos históricos que no conocíamos». Explica que una vez estabilizadas las cuentas municipales, el equipo de Gobierno se marcó como «prioridad absoluta» reducir el periodo medio de pago de las facturas: «La convocatoria de subvenciones para las empresas está muy bien, pero la línea de ayudas más positiva es pagar en tiempo, sobre todo en esta época de pandemia en la que existe tanta incertidumbre».

Sánchez de Pablo recuerda que en 2011, cuando el PP llegó a la Alcaldía, el Ayuntamiento se encontraba en «quiebra técnica», con un nivel de endeudamiento del 186%. Un parámetro que el Ejecutivo de Leopoldo Sierra ha logrado situar por debajo del 110%, «dejándonos un margen de acción aceptable que nos permite centrarnos en otros objetivos, como es reducir el periodo medio de pago a proveedores, ya que ahora pagamos menos deuda».

Casi una veintena de municipios paga en menos de diez díasCasi una veintena de municipios paga en menos de diez díasPor debajo de los 10 días también se encuentran los ayuntamientos de Ciudad Real, Ballesteros de Calatrava, Retuerta del Bullaque, Villanueva de la Fuente, Almodóvar del Campo, Villanueva de los Infantes, Aldea del Rey, Almuradiel, Montiel, Viso del Marqués, Membrilla, Brazatortas y Ruidera. Este último municipio, al igual que Daimiel, también ha experimentado una sustancial reducción del tiempo de pago de las facturas a las empresas, pasando de 98,55 a 9,58 días de media en un año. Los mejores datos los registran Torrenueva y Piedrabuena, que pagan a sus proveedores en 0,99 y 0,38 días, respectivamente. Además, el Ayuntamiento que dirige el socialista José Luis Cabezas cerró el primer semestre de este ejercicio sin pagos pendientes, con la cuenta a cero.

por encima de 30 días. Entre los 14 ayuntamientos que superan el mes de media para el abono de facturas hay algunos que, al menos, han conseguido rebajar el tiempo de pago en relación a junio de 2020. Son los casos de Alcázar de San Juan, que pasa de 75,84 a 57,69 días, teniendo pendiente un importe algo superior a los dos millones de euros; Socuéllamos, que reduce la media de 106,87 a 52,84 días; y Malagón, de 84,40 a 41,15. Villarta de San Juan, Puertollano, Miguelturra, Pedro Muñoz, Arenales de San Gregorio, Villamanrique, Pozuelo de Calatrava, San Carlos del Valle, Almagro, Horcajo de los Montes y Villarrubia de los Ojos también superaban los 30 días a 30 de junio de 2021.

En lo que a la Diputación de Ciudad Real se refiere, el equipo de Gobierno que preside José Manuel Caballero volvió a cerrar el primer semestre del presente ejercicio con nota. La Administración provincial abona las facturas a sus proveedores en 8,77 días de media, un periodo similar al de hace un año (8,21). Según datos del Ministerio de Hacienda, la Institución provincial tiene pendiente de pago, en esa fecha, 2,61 millones de euros.