Cientos de manifestantes asaltan el Parlamento de Hong Kong

EFE
-
Cientos de manifestantes asaltan el Parlamento de Hong Kong - Foto: TYRONE SIU

Los ciudadanos entran por la fuerza en el edificio y colocan la bandera colonial como protesta por la ley de extradición a China y la excesiva injerencia de Pekín en el gobierno de la ciudad

Cientos de manifestantes comenzaron este lunes a entrar en la sede del Consejo Legislativo (Parlamento) de Hong Kong tras destrozar las barreras y las puertas del edificio.
Tras pasar más de cuatro horas intentando echar abajo la entrada del edificio con barras de acero, ladrillos o piedras, los manifestantes consiguieron acceder al interior pasadas las 21,00 hora local.
En las cercanías de la sede parlamentaria, donde más de 10.000 personas llevaban varias horas concentradas esperando a que destruyesen las puertas, no había presencia policial, pese a que las autoridades habían negociado con los organizadores de la protesta que el recorrido de la manifestación no pasara por la zona en cuestión.
Tampoco había efectivos policiales dentro de la sede parlamentaria, donde muchos de los manifestantes descargaban su ira rompiendo el mobiliario y haciendo pintadas. Los agentes que se encontraban dentro del edificio se retiraron en cuanto entraron los manifestantes.

 

TITULO_IMAGEN


Los asaltantes, ataviados con cascos y máscaras antigas, destrozaron varias de las entradas del complejo y fueron entrando en las diferentes estancias, incluido el salón de plenos en el que se reúnen los diputados. Algunos de ellos han desplegado la bandera de la época británica en la tribuna, celebrando el 22 aniversario de la entrega de Hong Kong a China por el Reino Unido.
La irrupción en el Consejo Legislativo se produjo tras la multitudinaria manifestación de hoy, en la que participaron cientos de miles de personas y se convocó en protesta por la "excesiva" injerencia de Pekín en el gobierno de la ciudad y para exigir la retirada del polémico proyecto de ley de extradición y la dimisión de la jefa del Ejecutivo local, Carrie Lam.
La protesta comenzó por retraso después de que la Policía negociase con los organizadores para que no llegasen a la zona de Admiralty, donde se ubica el Consejo Legislativo, y lo hiciese a cambio por la cercana y céntrica área de Wan Chai.
En su mayoría vestidos de negro, los manifestantes portaban carteles en los que se leía No a la extradición a China. Carrie Lam dimisión o Hong Kong, ponte en pie, así como otros en los que condenaban la violencia policial durante protestas pasadas.