La farmacia prueba sistema para alertar de desabasteciento

Hilario L. Muñoz
-

La intención es evitar viajes innecesarios al médico para buscar recetas, indicando qué medicamentos han dejado de estar disponibles en las oficinas y sus posibles alternativas

La farmacia prueba sistema para alertar de desabasteciento - Foto: Pablo Lorente

El desabastecimiento de algunos medicamentos en las farmacias de España se han convertido en una problemática que afecta a todas las comunidades autónomas fruto de aspectos como la concentración de su producción, la demanda puntual de algunos o la política de precios españoles. Frente a ella existen métodos para su control, como los avisos lanzados por la Agencia Española del Medicamento (Aemps) o el propio sistema en pruebas con el que cuentan los farmacéuticos y que busca el diálogo con la administración regional, alertando de la posible falta de un medicamento concreto. «Desde los colegios lo que estamos haciendo es recoger toda la información que se genera por los desabastecimientos», explicó el presidente del colegio de Ciudad Real, Francisco Izquierdo, para ponerla en conocimiento del Sescam.
En este sentido, cada vez que se produce un desabastecimiento éste se anuncia, la agencia lo publica a través del Centro de información de medicamentos (CIMA). El problema está en que esta publicación ocurre cuando el laboratorio lo indica, es decir, cuando se queda sin ningún producto en stock. «Es una información muy válida pero llega cuando el desabastecimiento ya es efectivo». Por este motivo, los farmacéuticos lo que han hecho es poner un centro para registrar todos los desabastecimientos, y que se gestiona desde la oficina de farmacia, el sitio donde está la demanda. «El paciente llega a la farmacia, pide su medicamento y el farmacéutico lo busca en una serie de proveedores». El último de todos es el propio, denominado Cismet, donde se encuentran todas las faltas de medicamentos. Esta información última es la que se remite al Sescam, aunque el sistema está aún en pruebas.
El objetivo es predecir futuros desabastecimientos y, en el caso de que puedan tener fácil solución, se generen unas alertas para la prescripción por parte del médico de un producto que sí está en la farmacia. «Esto ahorra al paciente tener que hacer visitas a la farmacia, a otra farmacia, buscando un medicamento que está en desabastecimiento y volver al médico para pedirle un cambio de receta2, dijo el presidente provincial de los farmacéuticos. «La población puede estar tranquila porque al final hay un especialista en el medicamento que se está haciendo cargo de la situación y que está siendo parte de la solución», dijo Izquierdo. Algunos ejemplos de esos posibles cambios de prescripción pasan por mandar otro medicamento con el mismo principio activo o varios medicamentos, cuando haya varios principios activos.
 


Las más vistas

Local

Detenido por circular bajo los efectos del alcohol

La detención se ha producido en la Avenida del Torreón del Alcázar de Ciudad Real y la Policía Local le imputa un delito contra la seguridad vial tras circular bajo los efectos del alcohol y negarse a realizar la prueba de alcoholemia