Las autoescuelas esperan "dos o tres" examinadores más

R. Ch. / EFE
-
Protesta de examinadores de la DGT en Madrid el pasado año. - Foto: Juan Lázaro

Los examinadores inician hoy una huelga tras no ver reflejado en su nómina el incremento en el complemento específico que acordaron en su día.

Los examinadores de Tráfico han convocado desde hoy y hasta el día 21 una huelga después de que no se haya reflejado en la nómina de noviembre el incremento retributivo en el complemento específico que se acordó en su día y que está recogido en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018.
Además, la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) ha convocado a las doce del mediodía una manifestación de protesta en Madrid que comenzará en la sede del Ministerio del Interior, en el inicio del Paseo de la Castellana, y concluirá ante la Dirección General de Costes de Personal y Pensiones Públicas, en la avenida del General Perón.
El presidente de la asociación empresarial de autoescuelas de Ciudad Real, Justo Ruiz de la Hermosa, lamentó que el sector vuelva a verse condicionado por una huelga de los examinadores «que ya nos hizo mucho daño el año pasado». Ruiz de la Hermosa lamentó «que ahora volvamos a las andadas» ante un conflicto que parece no tener fin.
«Es una situación muy difícil» para las autoescuelas, reconoció, pero sobre todo para los alumnos que hoy no saben si podrán examinarse, aunque sí han pagado las tasas para poder hacerlo.
Ruiz de la Hermosa reconoció que actualmente no existen listas de espera gracias a las horas extra de los examinadores y al refuerzo itinerante que, sin embargo, acaba su trabajo el próximo día 21. Eso sí, indicó a La Tribuna que espera que antes de fin de año llegue «dos o tres examinadores» para apuntalar una plantilla que en los últimos años se ha reducido en más de la mitad de sus efectivos, por jubilaciones y fallecimientos.
Los examinadores pusieron fin hace casi un año, el 13 de diciembre de 2017, a una huelga de casi seis meses tras un acuerdo alcanzado en el Congreso, firmado por todos los grupos parlamentarios a excepción del PP, que introducía una partida presupuestaria para poner fin a una discriminación salarial que el colectivo soportaba desde hace diez años.
Posteriormente, en la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 3 de julio se aprobó, por unanimidad de todos los grupos parlamentarios, el incremento retributivo del complemento específico del colectivo examinador, así como el de los funcionarios de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.
Sin embargo, según Asextra, aún no se ha ejecutado el incremento retributivo del complemento específico al colectivo examinador por parte de la Comisión Interministerial de Retribuciones (Cecir).