El plazo de pago a proveedores se eleva en marzo a 33 días

Manuela Lillo
-
El plazo de pago a proveedores se eleva en marzo a 33 días

Este dato es el más elevado de todo el trimestre y también del mismo mes de toda la legislatura, a pesar de que el año pasado el equipo de Gobierno liquidó el plan de ajuste

El plazo medio de pago a proveedores en el Ayuntamiento de Ciudad Real se situó el pasado mes de marzo en 33,36 días, lo que supone un aumento en relación con los meses justo anteriores, ya que en febrero se situó en los 26,21 días y en enero en 19,65 días, según los datos que el propio Consistorio remite al Ministerio de Hacienda y Función Pública para hacer un seguimiento de los mismos. 
El dato de marzo es también el más elevado del mismo mes del resto de años de la legislatura, ya que el equipo de Gobierno ha venido manteniendo una línea de desembolso rápido a los proveedores que, sin embargo, aumentó en los últimos meses, de manera que en marzo se situó por encima de los 30 días. La propia Casa Consistorial es la que registró el plazo más elevado del pago a proveedores, de hasta 34,61 días, mientras que el del Instituto Municipal de Promoción Económica, Formación y Empleo (Impefe) los pagos se situaron en una media de 24 días y en el Patronato Municipal de Deportes en menos de dos días desde el reconocimiento de las facturas. 
El pago a proveedores ha sido una de las actuaciones en las que más ha incidido el actual equipo de Gobierno municipal, que señaló su intención de cumplir con los plazos establecidos tras la aprobación de la legislación nacional que vino a poner coto a la amplia demora que tenían muchas administraciones en el pago de facturas a sus proveedores de bienes, servicios y suministros. De hecho, en el año 2012 el anterior equipo de Gobierno se acogió al plan de pago a proveedores que impulsó el Gobierno de Mariano Rajoy y solicitó un crédito de 15,4 millones de euros para hacer frente a las facturas que estaban impagadas. Eso implicó que el Ayuntamiento debía acogerse a un plan de ajuste que tenía restricciones en capítulos como el de personal. Sin embargo, en abril del año pasado el actual concejal de Hacienda, Nicolás Clavero, llevó al Pleno municipal la liquidación de este plan de ajuste, que logró sacar adelante. De esta manera, Clavero materializó el ‘enterramiento’ de dicho plan cuatro años antes de lo previsto y tras saldar la deuda que estaba pendiente.