Piden cárcel y multa de 11.402 euros para cinco traficantes

Pilar Muñoz
-
Piden cárcel y multa de 11.402 euros para cinco traficantes - Foto: RUEDA VILLAVERDE

La Audiencia Provincial va a enjuiciar los hechos destapados en Puertollano a raíz de seguir a dos hermanos por su presunta vinculación con el tráfico de cocaína en varios municipios

Tres hombres y dos mujeres van a responder ante la Audiencia Provincial de Ciudad Real de un delito de tráfico de drogas destapado en marzo de 2017 a raíz de un seguimiento a dos hermanos por su posible vinculación con el trapicheo.
Las pesquisas llevaron hasta otras personas y a una investigación más amplia que el próximo diciembre va a sentar en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial a los hermanos Rubén y Óscar S. O., a Carlos Augusto O. y Elizandra A. y Dora G. C.
Según el escrito de acusación, al que ha tenido acceso La Tribuna, los acusados se habrían puesto de acuerdo para la compra de drogas y su posterior venta a terceros.
La Brigada de la Policía Judicial de Puertollano abrió una investigación a raíz de un seguimiento a los hermanos Rubén y Oscar S. O., quienes los días 3 y 6 de marzo de 2017 se reunieron con Antonio C., de quien la policía sospechaba por su presunta relación con el tráfico de drogas, así como por el hecho de que Elizandra A. había realizado envíos de importantes cantidades de dinero a Paraguay.
Por ello, se solicitó al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Puertollano la intervención de las líneas de telefonía utilizadas por los acusados y el mandamiento para la entrada y registros en sus viviendas. Las escuchas confirmaron las sospechas de la ilícita actividad.
Los investigados en marzo de 2017 se encargaron de comprar sustancias estupefaciente para la venta a terceros en Puertollano, Tomelloso y Manzanares.
Según el relato de hechos de la Fiscalía, las acusadas Elizandra A. y Dora G. (de nacionalidad paraguaya) concertaban telefónicamente las citas en idioma guaraní y después Rubén S. O. y la primera de las citadas se trasladaban en coche desde su vivienda de Puertollano o desde la propiedad rural de los padres de los hermanos en Argamasilla de Calatrava hasta la casa de Dora G. en Manzanares, quien a su vez recibía la droga de Carlos Augusto O. (de origen colombiano).
Cuando la droga ya estaba en Puertollano se encargaban presuntamente de su distribución los hermanos Rubén y Óscar S. O.
El 15 de mayo agentes de la Policía Nacional interceptaron el vehículo del primero de los citados que iba con su mujer Elizandra A.
Al día siguiente en el registro efectuado en su casa y en la propiedad de Argamasilla de Calatrava los agentes hallaron en la cocina una balanza de precisión con restos de polvo blanco, 1.850 euros en billetes de 50 euros «procedentes del tráfico de drogas» y que escondían en el interior de la campana extractora. Los investigadores también encontraron distintas cantidades de cocaína que en el mercado ilícito habrían alcanzado un valor de 727 euros. Aparte de estas cantidades, hallaron un envoltorio de plástico con la misma sustancia (22,26 gramos) con una riqueza media del 60,54%, siendo la cantidad de cocaína base 13,47% con un valor de 1.821 euros.
El 18 de mayo se realizó un registro en la vivienda de Dora G., en Manzanares, así como en la de Carlos Augusto O., en Tomelloso y propiedad de su madre. En estos registros también se hallaron distintas cantidades de drogas y efectos. El valor de las sustancias intervenidas les habría reportado unas ganancias de casi 2.500 euros.
La Fiscalía considera los hechos constitutivos de un delito de tráfico de drogas que causan grave daño a la salud y pide una pena de 4 años de cárcel para cada uno de los acusados y multa de 11.402 euros.