El precio de la cebolla, un 60% más elevado que hace un año

A. Criado
-

Los agricultores de la provincia han comenzado a recolectar las primeras cebollas de la campaña, las de siembra temprana o de invierno, con la tranquilidad que dan unos precios de mercado que rondan los 30 céntimos de euros por kilo.

El precio de la cebolla, un 60% más elevado que hace un año

Los agricultores de la provincia de Ciudad Real han comenzado a recolectar las primeras cebollas de la campaña 2018-2019, las de siembra temprana o de invierno, con la tranquilidad que dan unos precios de mercado muy por encima de los costes de producción. Nada tiene que ver la situación actual con la de hace tan solo un año, cuando se hablaba de campaña «ruinosa» y se estimaban pérdidas de hasta 3.000 euros por hectárea. La cotización de la cebolla temprana se sitúa hoy en unos 30 céntimos de euro por kilo, lo que representa un incremento del 60% respecto al mismo mes de 2017 en el que el precio oscilaba entre seis y ocho céntimos. Moisés González, técnico de la cooperativa Virgen del Monte de Bolaños de Calatrava (Coovimag)  apunta directamente a la sequía de 2017 para justificar las actuales cotizaciones. Las restricciones en materia de regadío en muchas comunidades autónomas, como Andalucía y Murcia, provocaron una menor previsión de siembra que se ha visto traducida en un descenso de la producción que, a su vez, ha elevado el precio de esta hortaliza temprana a más del doble que hace un año. Pero además, apunta Moisés González, la cebolla de invierno llega con «una buena calidad y un calibre medio-grande», ya que la incidencia del mildiu ha sido residual porque «la planta ya estaba hecha». Un análisis que comparte el productor bolañego Daniel Menchero, que subraya, no obstante, que esta enfermedad sí que tendrá una mayor incidencia en la cebolla de medio grano, aquellas que se recogen desde mediados de julio hasta mediados de agosto y en las que el mildiu ha hecho acto de presencia en mitad de la bulbación. Respecto a las cotizaciones, hace hincapié en que aunque  el precio baje unos céntimos, «los márgenes siguen siendo buenos».