Franco pondera la siniestralidad laboral y el diálogo social

S.L.H
-

La consejera pedirá al presidente un incremento presupuestario para frenar la siniestralidad laboral y aumentará, además, la actuación inspectora y las campañas de sensibilización

Franco pondera la siniestralidad laboral y el diálogo social

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se reúne mañana con los agentes sociales para reeditar el Pacto por la Recuperación Económica de la región. Un encuentro que la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, espera que fructifique en un nuevo pacto plurianual por «el crecimiento y la convergencia económica de Castilla-La Mancha», toda vez que la recuperación, dijo en rueda de prensa, «de alguna forma la hemos superado, aunque sigue habiendo aún asuntos muy sensibles». 
Franco confesó, tras reunirse con los sindicatos y empresarios en los últimos días, que hay «predisposición» a llegar a acuerdos para «poder avanzar juntos». 
Sin embargo, un asunto que requiere ir más allá del Pacto por la recuperación es el que concierne a la siniestralidad laboral, un problema -añadió la consejera- que está «sobre la mesa los 365 días del año» y que en esta nueva legislatura gozará de mayor visibilidad tras el cambio en la estructura de la Consejería aprobada por el Consejo de Gobierno ayer mismo. 
Así, el departamento que dirige Franco dispondrá para los próximos cuatro años de una nueva Viceconsejería de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral, que ponderará la lucha contra la siniestralidad laboral e incrementará el diálogo social.
La consejera de Economía, Empresas y Empleo explicó que, además, y con el fin de dar cumplimiento a los compromisos adquiridos por el Ejecutivo, se crea una nueva Dirección General de Autónomos. 
En este nuevo apartado habrá un total de tres direcciones generales, empezando con la ya existente de Programas y Empleo, una más de Formación Profesional para el Empleo y la tercera, que recibirá el nombre de Dirección General de Autónomos, Trabajo y Economía Social.
Los nombramientos de las personas al frente se producirán la próxima semana, pero ya adelantó que continúan en su equipo Eduardo del Valle, Ana Isabel Fernández y Javier Rosell. Salen, sin embargo,  Francisco Rueda que se incorpora al Ayuntamiento de Toledo, y de Elena Carrasco, a la Diputación provincial de Cuenca. 
 

Más dinero e inspeccciones.  La consejera manifestó, a preguntas de la prensa sobre el repunte de accidentes laborales que se están registrando, su intención de «trabajar duro» para frenar la siniestralidad laboral y, en ese sentido, dijo que va a pedir un incremento presupuestario de esa partida y se va a aumentar la actuación inspectora. 
Las campañas de prevención y sensibilización a la clase trabajadora y empresarios tendrán también mayor protagonismo en la legislatura, añadió la responsable regional, que destacó  que la partida presupuestaria contra la siniestralidad laboral ya ha crecido un 34 por ciento respecto a hace cuatro años y ahora su intención es potenciarlo más.
Del mismo modo se va a dar un empuje a la actuación inspectora, que también se ha venido haciendo estos años, de hecho, en 2019 se han realizado 771 vistas más y las infracciones han aumentado de 300 a 463 (el 54 por ciento), de 2018 a 2019.
Recordó que en la región ya se puso en marcha un acuerdo contra la siniestralidad laboral con una alta participación, y explicó que la accidentalidad laboral sube con el incremento de la actividad.
No obstante, precisó que en 2018 en Castilla-La Mancha se redujo el índice de siniestralidad en un -1,68 por ciento respecto a la media española que se mantuvo, aunque añadió que eso no les tranquiliza y hay que «trabajar duro y en conjunto», empresarios y trabajadores, los primeros poniendo la prevención y los trabajadores cumpliendo la normativa, y el gobierno actuando también desde sus competencias.
Esto es, «con más presupuesto, con campañas de prevención, con formación previa y con iniciativas potentes», concluyó la consejera Franco.