El Yugo Socuéllamos sigue en la buena línea

Ára 11
-

3
Yugo Socuéllamos
1
Tarancón
Finalizado
El equipo de Manolo Martínez sumaba esta mañana ante el Tarancón (3-1) su segunda victoria en cinco días

El Yugo Socuéllamos celebra la victoria en el vestuario. - Foto: LT

El Socuéllamos se impuso con contundencia aunque con sufrimiento al Tarancón (3-1) en el partido correspondiente a la decimocuarta jornada de liga del Grupo XVIII de Tercera División, cinco días después de sacar adelante su aplazado con el Torrijos. Megías, en el primer tiempo, y Borja y Camps redondearon un marcador que solo un gol en propia meta de Essomba a la hora de juego hizo peligrar.
Visto el resultado, todo apunta a que la falta de gol de los delanteros azulones que se venía apuntando en anteriores jornadas ha visto su fin, pues todos ellos han marcado en la victoria ante el Tarancón, no excenta de sufrimiento a pesar de lo que pueda apuntar el marcador, un 3-1 logrado ante un equipo que puso las cosas difíciles a los de Manolo Martínez.
Megías, Borja y Camps se reivindicaron con sus tantos en el primer partido en el que los socuellaminos fueron capaces de hacer más de dos goles en lo que llevamos de liga. Esta vez la efectividad anotadora fue un hecho.
El Socuéllamos arrancó muy metido en el partido, tanto que a los pocos minutos Armero estrelló un disparo en la madera que Megías, muy atento, atrapó para rematar a portería y mandar al fondo de las mallas. Alberto tuvo ocasión de ampliar distancias en una buena ocasión, pero no hubo suerte.
Tras esta jugada era el Tarancón el que podía empatar el encuentro en un libre directo botado por Josué, al que respondió bien el meta local. Los siguientes minutos pasaron sin nada destacable, hasta que el colegiado indicó el camino a vestuarios tras una intensa primera mitad que acabó con la ventaja mínima local gracias al gol tempranero de Megías.
En el descanso del partido, además de por la victoria momentánea de su equipo, la algarabía llegaba a la grada cuando se conoció el rival que tocaba en la primera eliminatoria de la Copa del Rey, el Real Zaragoza, un equipo con solera, con títulos coperos e incluso europeos, lo que en Socuéllamos fue recibido con el mejor agrado.
Acto seguido empezó la segunda mitad, que pronto se puso más de cara de los de Manolo Martínez con el tanto de Borja a los cinco minutos de la reanudación. El jugador aprovechó un buen pase a la espalda de la defensa visitante para salvar la salida de Ortigosa y marcar el 2-0. Todo parecía encarrilado y resuelto pero era un espejismo. Todavía faltaría algo de emoción. Corría el minuto 59 cuando Essomba, para fortuna del Tarancón, tocó un centro del conjunto conquense que se introdujo en su propia portería. Como suele suceder en estas situaciones, con media hora por delante y una ventaja mínima, el Tarancón se vino arriba y por momentos el Socuéllamos lo pasó mal, hasta que en el minuto 82 llegó el tanto de la tranquilidad, el definitivo, obra de David Camps que entró en el terreno de juego en lugar de Megías.
Pero no quedó ahí la cosa, pues todavía el cuadro taranconero dispuso de un penalti que Kameni estrelló en el larguero, lo que evitó sufrimiento extra en los instantes finales. Esta victoria deja al Socuéllamos como uno de los candidatos al liderato del grupo.