Estudian trasladar la Guardia Civil al vivero de empresas

Ana Pobes
-
Estudian trasladar la Guardia Civil al vivero de empresas - Foto: Tomás Fernández de Moya

El «mal estado» del cuartel de Miguelturra obligó a llevar el trabajo administrativo a Ciudad Real. Una arquitecta del Ministerio de Interior conoció estos días las características del edificio para el posible traslado

Resolver la situación en la que se encuentra el cuartel de la Guardia Civil sigue siendo una de las prioridades del Ayuntamiento de Miguelturra. El «mal estado» en el que se encuentra el edificio obligó a la Benemérita a principios de año trasladar el trabajo administrativo a Ciudad Real capital debido a un riesgo «inminente» de la instalación eléctrica, aunque las patrullas (trabajo operativo) siguen en la localidad. Desde entonces, y durante estos cinco meses, el Ayuntamiento ha buscado varios emplazamientos.   La actual alcaldesa de Miguelturra, Victoria Sobrino, ofreció al teniente coronel Jefe de la Comandancia, Humberto Urruchi, tres posibles ubicaciones para evitar que la Guardia Civil abandonara el municipio y continuara atendiendo a los ciudadanos a la espera de la construcción de un nuevo cuartel. Las opciones que se pusieron encima de la mesa fueron los dos edificios del antiguo colegio Pradillo, situado en la calles Pradillo de Clavería y Ramo, cerca del mercado municipal, y el Centro de la Mujer. Incluso se ofreció también unas oficinas en el edificio del Ayuntamiento. Pero de momento, ninguno de esos lugares ha convencido a la Guardia Civil y el equipo de Gobierno apuesta ahora por el vivero de empresas. Edificio ubicado en la calle Amelgares, en el Polígono El Cristo de la localidad, y que ha sido visitado por una de las arquitectas del Ministerio del Interior, de quien depende ahora dar o no el visto bueno. Así lo comenta a La Tribuna la regidora miguelturreña, quien confía en que el problema se resuelva «cuanto antes» y éste sea el lugar adecuado para que los agentes puedan seguir realizando los trabajos administrativos. Opción esta última que tendrá que estudiar el departamento ministerial, y de la que aún no ha dado una respuesta oficial al equipo de Gobierno.   Durante la visita de la arquitecta al edificio, Sobrino volvió a lanzar una de las reivindicaciones que ha venido demandando durante esta legislatura: la construcción de un nuevo cuartel. Petición que tuvo en cuenta la profesional de la construcción y que se comprometió a trasladar al Ministerio, por lo que «las perspectivas son muy buenas» y «es muy probable que el proyecto de construir un nuevo cuartel forme parte del plan cuatrienal de actuaciones del Ministerio». De ser así, sería una «buena noticia» para Miguelturra, pues con esta nueva construcción se daría por finalizada una situación que el municipio viene arrastrando desde hace tiempo, en el que se pronosticaba ya su cierre por las malas condiciones que ofrece el edificio, y los pronósticos, lamentablemente, se cumplieron. En todo caso, insiste Sobrino, el traslado del trabajo administrativo a la Comandancia de Ciudad Real  es «temporal» hasta que se produzca un acuerdo para elegir el lugar más adecuado que garantice la seguridad de los agentes. Acuerdo que la alcaldesa confía en que llegue «pronto».