A despedirse del Quijote Arena como se merece

Manuel Espadas
-
Los jugadores del Vestas Alarcos atienden a su entrenador. - Foto: Rueda Villaverde

El Vestas Alarcos quiere cerrar la temporada regular con una victoria antes del play off, ante un Atlético Novás al que podría no valerle ganar en Ciudad Real para no descender (19 horas)

Esta tarde, en horario unificado, se disputa la última jornada en la División de Honor Plata, aún con varias incógnitas por desvelar. Ascendido a Asobal de forma directa el Nava, ¿qué cuarto equipo acompañará a Puerto Sagunto, Alarcos y Torrelavega al play off? Descendido Santoña, ¿qué otros dos conjuntos perderán también la categoría? Será una tarde de alegrías y penas, de fiestas y dramas, de despedidas... Un sábado muy especial que el Vestas Alarcos, después de su mejor temporada en Plata, disfrutará con la única presión de intentar despedirse de la afición del Quijote Arena con una sonrisa, sellando una gran tercera plaza. Eso sí, su rival, el Atlético Novás gallego, sí vivirá estos últimos sesenta minutos ligueros con la angustia propia de su situación:ni ganando en Ciudad Real tendría asegurada la permanencia pues no depende de sí mismo. 
A efectos de fase de ascenso, al Alarcos le da igual ser tercero que cuarto. Su rival en una de las semifinales de Sagunto será el Torrelavega, pase lo que pase hoy. Pero los de Javier Márquez quieren ganar para no «ensuciar», en palabras de Brian Negrete, su sensacional campaña. Además, ese play off (8 y 9 de junio) está demasiado cerca y acudir a él encadenando dos derrotas ligueras no sería buen negocio. El petardazo contra Santoña fue compensado con una exhibición colectiva contra el Barça B, pero lo más reciente es una mala segunda parte en Antequera (28-24). Por su parte, los pontevedreses llegan al ‘Quijote’ después desalvar un ‘match-ball’ contra el Barça B (30-29). Ambos equipos empataban en la primera vuelta (24-24) en un partido en el que lo gallegos tuvieron contra las cuerdas a los manchegos.
Sin bajas obligadas, Javier Márquez podría reservar a alguna de sus piezas más desgastadas, aunque después tendrías tres semanas para recargar energías.
a ganar. «Queremos acabar sumando dos puntos para afianzar la tercera plaza. Viviremos el partido con un punto diferente porque no nos lo jugamos todo. Será una fiesta para disfrutar con nuestar gente en el Quijote Arena, pero queremos ganar», planteaba el técnico del Vestas Alarcos. Una fiesta para el anfitrión que podría acabar en drama para el ‘invitado’.