Las fugas de la niña no justifican retenerla ni darle drogas

Pilar Muñoz
-

La fiscal pide casi 14 años de cárcel para una mujer por inducir a una menor a dejar el hogar de tutela. La defensa alega que la «retiraron de la calle, la ayudaron»

Las fugas de la menor no justifican retenerla y darle drogas

«Es cierto que se ha fugado varias veces de centros de menores y hogares de acogimiento, pero eso no justifica los hechos cometidos por los acusados», ha puntualizado la fiscal Carmen López de La Torre tras considerar  probado que una menor de 14 años fue víctima de una mujer que con ayuda de su hijo de 18 años la indujo a abandonar el centro donde estaba tutelada por la Junta de Castilla-La Mancha para después retenerla en su casa de Puertollano y facilitarle drogas (heroína, cocaína).
De ahí que la fiscal mantenga la petición de 13 años y 11 meses de cárcel para la acusada, que está en prisión por un delito de corrupción de otra menor en Puertollano y favorecimiento de drogas a menores. La sentencia está recurrida en casación después de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha confirmara la resolución de la Audiencia de Ciudad Real, que juzgó y condenó a esta mujer por forzar a una menor a prostituirse el verano pasado, precisamente cuando se denunciaron los hechos que acaban de enjuiciarse en la Audiencia Provincial.
A primeros de julio del pasado año M. R. R. R. se sentaba en el banquillo de los acusados junto a otro hombre (R.R.R.) por inducir a una menor a la prostitución. Fue en esos días cuando la mujer en colaboración con su hijo J.A. B. R. cometió los hechos enjuiciados esta semana y que la fiscal considera probados.
Para la acusada pide casi 14 años de cárcel y en el caso del hijo, de 19 años, solicita una «medida de seguridad, de internamiento en un centro especial», en atención a la discapacidad que tiene, un retraso mental del 45%. De hecho, en la actualidad ya está en centro especial, según ha indicado el abogado José Carlos Cano tras remarcar que el retraso que sufre le hace «muy vulnerable e influenciable».
El abogado pide la absolución para la madre y el hijo al entender que «la prueba practicada en el juicio indica que la menor no ha estado retenida ni se le ha inducido a abandono del hogar, todo lo contrario se le ha ayudado». La menor «es muy conflictiva, está enganchada a las drogas y se escapa de los centros. Mi cliente la recogió en su casa porque conocía a su hijo, para que no estuviera en la calle», ha mantenido hoy el letrado tras dejar en el aire cómo una menor tutelada tiene tanta facilidad para escaparse.
Según el abogado, la menor «ha reconocido que ya tenía planeado escaparse de nuevo y esa situación no es culpa de mis clientes». En cuanto a la acusación que pesa sobre sus defendidos de suministrar a la menor drogas, dice que tampoco ha quedado acreditado. La menor «ha consumido todo tipo de drogas, está enganchada», ha reiterado el letrado. Para la fiscal, no hay justificación para los delitos que considera que han cometido. El juicio ha quedado hoy visto para sentencia.