El autor de la matanza de Atocha sale de prisión en 20 días

Efe
-

Carlos García Juliá, autor de la matanza de los abogados de Atocha, saldrá de prisión el 19 de noviembre si los recursos de la Fundación Abogados de Atocha no prosperan, porque la Audiencia de Ciudad Real hizo una nueva liquidación de la condena

El autor de la matanza de Atocha sale de prisión en 20 días - Foto: Fernando Bizerra Fernando Bizerra

Carlos García Juliá, autor de la matanza de los abogados de Atocha, saldrá de prisión el 19 de noviembre si los recursos de la Fundación Abogados de Atocha no prosperan, porque la Audiencia de Ciudad Real hizo una nueva liquidación de la condena que le permitirá no cumplir los más de 12 años que le restan.
La Fundación pretende frenar la excarcelación porque entiende que se le han aplicado unas redenciones de condena a las que no tendría derecho ya que García Juliá quebrantó la libertad condicional con su huida a Paraguay en los años noventa y, por tanto, no le puede computar para una nueva liquidación.
Así, ha interpuesto un recurso de suplica ante la Audiencia de Ciudad Real contra la liquidación de condena, y luego se han hecho alegaciones ante la Audiencia Nacional, que se ha inhibido como tribunal sentenciador de esta ejecución.
También se ha presentado una demanda de amparo ante el Tribunal Constitucional solicitando como medida cautelar que impida su excarcelamiento o en su caso que se le impida salir del país y que se le retire el pasaporte y, sino lo tiene, que se den instrucciones a Interior para que no se le expidiera en ningún caso el pasaporte.
Carlos García Juliá está condenado por ser uno de los autores de la matanza de Atocha, cometida el 24 de enero de 1977 en un bufete de abogados laboralistas por miembros de la extrema derecha.
Fue sentenciado a 193 años de prisión en 1980, pero tan sólo cumplió 14 años de la pena que le había sido impuesta. En 1991 consiguió la condicional y, años después, logró un permiso para viajar a Latinoamérica por una oferta de trabajo y, aunque el permiso fue revocado posteriormente, nunca regresó a España.
Tras décadas prófugo y un periodo encarcelado en Bolivia, fue arrestado en Sao Paulo en diciembre de 2018 y finalmente extraditado a España donde fue ingresado en la prisión de Soto del Real como autor de cinco asesinatos y cuatro intentos de homicidio.
Pero la Audiencia de Ciudad Real atendió en mayo la petición de su abogado para una nueva liquidación de la condena que le reconoce redenciones durante el tiempo que estuvo prófugo en Sudamérica, por lo que, sino lo evitan los recursos, saldrá de prisión en 20 días.
El hecho de que la defensa de García Juliá haya acudido a ese tribunal se debe a que es el último órgano judicial que dictó una sentencia penal contra García Juliá. Esta sentencia no tiene nada que ver con el asesinato de los abogados de Atocha.
Así las cosas, la Fundación explica que de los treinta años del máximo establecido en su condena (10.950 días), Julia solo ha cumplido 6.563 (desglosados en 1.390 días en preventivo, 4.499 en penado en España, 429 en Brasil desde su detención en 2018 y 345 desde que ingresó de nuevo en prisión en España el 7 de febrero).
Por tanto, precisa la Fundación, le que quedarían 4.387 días, "lo que supone no cumplir doce años que le restan por unos hechos gravísimos que ocurrieron en la Transición".