35 años de una saga casi eterna

José Javier Zárate
-

La mítica trilogía de 'Regreso al futuro' nos habla de un modo ligero y simpático del deseo del ser humano de superar los límites que siempre impone el implacable tiempo

Michael J. Fox (i) es Marty y Christopher Lloyd, ‘Doc’.

Han pasado 35 años desde el estreno de Regreso al futuro, que marcaría a una generación. Su popularidad es tal que fue el tema de la Muestra SyFy 2020, poco antes del confinamiento. 
La saga recorre distintas épocas, dibujándolas de modo simpático. El colorido traje de McFly en el oeste o su personaje inspirado en el jinete pálido no tienen precio. Aunque no tengamos monopatines voladores ni automóviles con la misma habilidad, adelanta el cine 3-D, las videoconferencias o las gafas inteligentes. 
Su planteamiento es amable, mientras habla de paradojas temporales. ¿Alguien se imagina esta película dirigida por Christopher Nolan? Habría grandes declaraciones y explicaciones bajo una música imponente, mientras algún edificio se derrumba. En cambio McFly toca rock, y a nadie le preocupa si Chuck Berry inventó su propio sonido o lo aprendió de un viajero del futuro que lo había aprendido del propio Berry. ¡Eso sí que es una señora paradoja!
La saga cierra todos los cabos sueltos dejando una narración redonda. No es de extrañar, el guión de la primera se reescribió 44 veces hasta ser aceptado. Pero no fue el único escollo. 
Seleccionar al protagonista fue complicado. Michael J. Fox rechazó el papel, también Ralph Macchio (Karate Kid). Se eligió a Eric Stoltz, pero no funcionó. Finalmente se convenció a Fox. Rodó casi todas sus escenas de noche para compaginarlo con la serie Enredos de familia. Crispin Glover, padre de Marty en la primera película, fue sustituido por Jeffrey Weissman por cuestiones salariales. Claudia Wells dejó de ser Jennifer, la novia de Marty, para cuidar a su madre enferma. Elisabeth Shue (Karate Kid, Leaving Las Vegas) adoptó el personaje en las dos películas siguientes.
Entre las curiosidades está que se reciclase el set de Gremlins. Además, la locomotora había aparecido en Solo ante el peligro y la máquina del tiempo inicialmente era un frigorífico o un tanque. Aunque regresan a 1985, alteran pequeñas cosas. El Barranco Clayton pasa a llamarse Barranco Eastwood, al no morir Sara Clayton, pero desaparece Clint Eastwood. El centro comercial se llama Twin Pines Mall. Derriban un pino en 1955 con el DeLorean. Al volver a 1985 es el Lone Pine Mall.
La saga está repleta de actores que llegarían a la fama y cameos. Entre otros están Billy Zane, Elijah Wood, Mary Ellen Trainor, ZZ Top, Huey Lewis o Flea, de Red Hot Chili Peppers.

 

Edición exclusiva

Ahora podemos disfrutar las tres películas en edición exclusiva, una caja con tres Steelbook, al unirlos tenemos una imagen de Marty. Además de las películas en 4K Ultra HD, Blu ray y código de descarga, hay un disco de extras con audiciones de distintos actores, un documental sobre la restauración del DeLorean y muchas otras sorpresas.