En casa y sin moto

Manuel Espadas
-

Los jóvenes pilotos David García, Asier Portillo y Alonso García se adaptan al confinamiento y esperan con ilusión el comienzo de la temporada de carreras

Alonso García, sobre su moto en el salón de su casa. - Foto: LT

Lo tienen todo para no estar pasándolo demasiado bien durante este tiempo de comportamiento. Son deportistas y muy, muy jóvenes; niños en el caso de Alonso y Asier, y adolescente en el de David. Además, se trata de deportistas que desarrollan su actividad de manera habitual al aire libre, y por mucho que intenten realizar alguna actividad física en sus casas, tienen totalmente imposible practicar algún tipo de ejercicio parecido al que suelen realizar durante las competiciones. Son pilotos de motos.
La provincia de Ciudad Real puede presumir de tener una de las hornadas más interesantes del motociclismo nacional. En los últimos años está viviendo la fantástica evolución de tres promesas que están siendo seguidas con atención por las grandes escuderías, siguiendo su progresión para que, si llegara el caso, poder hacerse con el nuevo Marc Márquez. Son estrellas en ciernes que, pese a su insultante corta edad, ya se están haciendo un nombre en el ‘paddock’, nacional.
David García (22 de enero de 2006, Argamasilla de Calatrava), Asier Portillo (31 de marzo de 2011, Manzanares) y Alonso García (20 de abril de 2011, Ciudad Real) resisten metidos en casa esperando que la situación cambie para poder volver a experimentar encima de sus monturas la inigualable sensación de la velocidad sumada con la competición. Sus motos descansan en sus garajes mientras ellos intentan superar esa abstinencia como pilotos virtuales gracias a la videoconsola o, simplemente, echándole mucha imaginación a esta situación.


Asier Portillo realiza ejercicios ayudado por su padre.Asier Portillo realiza ejercicios ayudado por su padre. - Foto: LTDE CUMPLEAÑOS. El más pequeño de los tres, por días, es Alonso García, que cumple precisamente hoy 9 años. Lo hará metido en su casa y observando con nostalgia su BucciMoto de 110 cc, en la que se sube de vez en cuando, aunque sin llegar a arrancarla. La promesa del Team Jadash Petroleum se había ganado con justicia una beca en la Dani Rivas Cup, prestigioso campeonato de formación y gran vivero de talentos, pero tendrá que esperar para empezar a disfrutarla. De momento, tareas, entrenamiento físico y muchas horas en la Play jugando online con los amigos, sobre todo al MotoGP y al Motocross. Se lo pasa bien, pero «no es lo mismo», confiesa el pequeño ‘Alonso18’, como es conocido en el mundillo, que este fin de semana tenía que haber comenzado su participación en el Campeonato de España de Minivelocidad.


PURA IMAGINACIÓN. Asier Portillo cumplió hace dos semanas los 9 años. En 2019 ya realizó una prometedora temporada sobre su minimoto Polini 4.2 logrando la tercera plaza en la Dani Rivas Cup y también sobresalía en la Cuna de Campeones. ‘Asier31’ aguarda impaciente el levantamiento del confinamiento mientras disfruta de las carreras virtuales que están disputando los grandes del motociclismo, entre ellos su gran referente, Marc Márquez. Al no tener videoconsola (de momento, apunta su padre, Augusto), hace un alarde de imaginación sentándose en un taburete y simulando con movimientos y sonidos guturales que pilota una moto de verdad. Tampoco se olvida de hacer ejercicios físicos y de concentración, además de sus tareas escolares.


EL 'VETERANO'. Comparado con Asier y Alonso, David García es todo un veterano, además de un brillante piloto porque en su poder está el trofeo que le acredita como vigente campeón de España de Moto5. Este rabanero de 14 años, flamante fichaje del EMRE Talent, aspiraba a estar entre los mejores en la nueva categoría, Moto4, sobre su Corse Factory de 150 cc. «Ya debuté en esta categoría en alguna carrera del año pasado y creo que puedo estar entre los mejores», avisa con desparpajo e ilusionado, aunque con un tono que denota su frustración por lo que está viviendo, puesto que nadie sabe cuándo podrá comenzar la temporada de carreras. Mientras tanto, ejercicios físicos, estudios y muchas carreras virtuales con MotoGP y Gran Turismo. Todo lo que sea poder acelerar, aunque sea pulsando un botón, le vale.
David García bromea leyendo un libro con el casco puesto.David García bromea leyendo un libro con el casco puesto. - Foto: LTMuy pronto, Alonso, Asier y David estarán dando gas, oliendo gasolina y disfrutando del aire contra las viseras de sus cascos. Ellos aguardan impacientes.