Impulsor de la creación

La Tribuna
-
Un momento de la mesa redonda - Foto: LT

Personalidades del mundo de las letras, la televisión o el cine participan en una mesa redonda sobre el vino y la cultura

La periodista, escritora y Embajadora del Vino Marta Robles ha sido la encargada de coordinar y moderar en Fenavin 2019 la mesa redonda ‘El vino y la creación’, patrocinada por Bankia, en la que estuvo acompañada de las escritoras y periodistas Ángela Vallvey y Nativel Preciado; la novelista y dramaturga Vanessa Montfort; el escritor Fernando Marías y el director, productor y guionista de cine, Eduardo Chapero-Jackson.
Grandes nombres del mundo de las letras y el arte que abordaron, desde distintos puntos de vista y partiendo desde el sentido del humor, la estrecha e intensa relación que existe entre el alcohol, especialmente el vino, y el proceso creativo tanto en la literatura como en el cine, el teatro o la música. Así, todos ellos compartieron de manera distendida con el público diferentes anécdotas y vivencias en torno al vino, tanto propias como de otros autores y artistas, haciendo referencia a famosas películas como El Cazador o Como agua para chocolate, para demostrar que «el vino está presente de muchas maneras y, por tanto, forma parte de nuestra vida».
Para Marta Robles, «la creación es algo absolutamente intangible donde las personas protagonistas nos volvemos muy frágiles y, de alguna manera, la compañía del alcohol ha estado siempre muy mitificada en torno a ella», por eso su intención, como coordinadora de esta mesa redonda, fue la de destacar el aspecto más bonito, más romántico del vino, impregnado tanto en el proceso de creación de las cosas como en el elemento que forma parte de las propias historias que se cuentan. Esta veterana de Fenavin confiesa ser una amante del vino, reconociendo que «el vino hace disfrutar; el resto de alcohol, especialmente cuando se bebe mucho, hace olvidar».
Define la feria como un «auténtico prodigio» del sector que «ha conseguido impulsar el vino español y de la región a nivel internacional, llegando a ser una de las ferias más importantes de Europa».
Son palabras que corrobora la propia Nativel Preciado, quien habitualmente acompaña a Robles a Fenavin y quien afirmó que no hay mejor ocasión como ésta para «saber lo maravilloso que es beber vino». «Escribo y después lo celebro con vino. Prefiero que me regalen vino a que me regalen rosas, pero no elijo el vino más caro o más valorado, sino el que más me gusta», afirmó. Ángela Vallvey transmitió lo que significa el vino como parte de nuestra cultura. «El vino, a diferencia de otros alcoholes, es sinónimo de amistad, de alegría, ya que una celebración acaba siempre brindando con una copa de vino», afirmó la autora manchega. Del mismo modo, Vanesa Montfort confesaba que uno de sus ‘rituales’ a la hora de escribir es precisamente, tras acabar una novela, disfrutar de una copa de vino.  Por su parte, Chapero-Jackson reiteraba la importancia y presencia constante del vino en el mundo del cine, explicó en esta mesa redonda.