Greenpeace desafía a Almeida en favor de 'Madrid Central'

Agencias
-

La Policía desaloja a los activistas que bloquean la calle Alcalá, manifestados en contra del fin de las multas en el área de bajas emisiones de la capital. El Ayuntamiento se plantea reducir la duración de la moratoria aunque no su reversión

Greenpeace desafía a Almeida en favor de 'Madrid Central' - Foto: GREENPEACE

Agentes de Policía Nacional han desalojado a los activistas de Greenpeace que bloqueaban desde primera hora del día la entrada a Madrid Central por la calle Alcalá, en protesta por la entrada en vigor este lunes de la moratoria a las multas en la zona de bajas emisiones. 
Según ha explicado el responsable de movilidad de Greenpeace, Adrián Fernández, el bloqueo ha comenzado a las 8 horas y ha contado con 17 activistas, algunos de ellos con pancartas y otros atados los unos a los otros y a su vez encadenados a un poste. Bajo los lemas Madrid Central Funciona y No más coches, han querido exigir al nuevo Gobierno municipal que mantenga la medida argumentando que ha reducido la contaminación "a su nivel más bajo en 10 años", según ha informado la ONG en un comunicado que ha estado acompañado por fotografías de los activistas sentados en la calzada junto a una pancarta en la que se señala que la contaminación causa "38.000 muertes anuales". "Se pide una reunión inmediata con el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, al que se le solicitó la semana pasada y ha empezado a reunirse con empresarios, pero no con los afectados por el cese de las multas", ha incidido. Así, la acción ha durado una hora y media "a la espera de una respuesta del alcalde" que "no ha llegado". Ha asegurado que se aplicó "algo de fuerza" a la hora de retirar a los encadenados y que han estado retenidos media hora, aunque finalmente "se les ha puesto en libertad". 
Los activistas habían dejado libre el carril bus y han explicado que la zona de bajas emisiones sigue en vigor "con o sin multas", recomendando a los madrileños utilizar el transporte público y evitar el coche en el centro de la ciudad.

 

Primer día de la moratoria

La moratoria de multas en Madrid Central ha arrancado este lunes y se prolongará hasta el 30 de septiembre, un periodo de tres meses en total en los que acceder a este área de bajas emisiones no conllevará multas pero sí avisos a aquellos conductores que traspasen la doble línea roja establecida en la calzada y que delimita el perímetro de acceso. Sin embargo, ante la presión, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha esbozado este lunes la posibilidad de reducir la duración de la moratoria y ha reiterado que la medida de bajas emisiones contaminantes no se va a revertir, "pero sí a mejorar". Para la vicealcaldesa, la convocatoria de Greenpeace es "el eco de un bulo interesado por Podemos; se escucha que se va a revertir, que se va a deshacer". "Pero eso es mentira, es un bulo. No se va a revertir", ha subrayado. Villacís ha hecho un llamamiento a la prudencia, para aseverar a continuación que ella misma se reunirá con quienes se manifiestan "para que vean lo que se ha pactado", pues "lo que se hace en Madrid Central no es un proceso de reversión". Y es que Villacís ha reiterado que "el sistema que aprobó el anterior equipo de Gobierno es deficiente", y por ello tuvo que anular 6.000 multas. "Sabiendo que es deficiente, no podemos permitir que se siga multando a la ciudadanía con un sistema deficiente para después tener que anular las multas", ha manifestado. Además, la vicealcaldesa ha avanzado que llevará a cabo una encuesta con la que evaluar el nivel de conocimiento de los madrileños sobre Madrid Central. "Hemos advertido que la gente está muy desinformada, que no tienen claro cómo es. Es muy complejo. Una de las cosas que haremos desde el área de Participación Ciudadana es una encuesta a los ciudadanos para valorar hasta qué punto conocen cómo funciona. Este será el gobierno del desbloqueo y de la información", ha indicado a su salida del Pleno de Cibeles.

 

Almeida ironiza

Por su parte, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha calificado este lunes de "envidiable" el tiempo libre del que a su juicio disponen los piquetes que han bloqueado  el acceso al área de bajas emisiones desde la calle Alcalá. "Envidio la cantidad de tiempo libre que tienen estos piquetes, hay que reconocer que es envidiable el tiempo libre del que disponen para hacer estas actuaciones", ha expresado ante la prensa tras el Pleno de Cibeles. Además, ha asegurado que ellos han de trabajar por los "asuntos que afectan a los ciudadanos", por lo que no cuentan con ese tiempo libre. A ellos ha enviado un mensaje, y les ha indicado que "a más atascos más contaminación", por tanto "cuanto más tiempo estén, más retenciones causan, más contaminación van a causar". Durante la moratoria, el alcalde ha asegurado que se analizará "el modelo de movilidad efectiva, de contaminación, para que los madrileños tengan garantizada su movilidad, y los comerciantes no tengan que sufrir estas pérdidas".
En cuanto a las diferencias de terminología sobre Madrid Central en sus acuerdos con Cs, en el que se habla de mejorar, y con Vox, en el que se apela a la libre circulación de vehículos, Almeida entiende que "son perfectamente compatibles sobre las medidas a adoptar".