El Vestas Alarcos tiene prohibido fallar ante Amenabar

Manuel Espadas
-

El equipo de Javier Márquez recibe en el Quijote Arena (18 horas) a un rival de la parte baja de la clasificación con la obligación de hacerse fuerte en casa

Sergi Mach es duda por un esguince de tobillo. - Foto: Pablo Lorente

Pese a haber acumulado dos derrotas en la última semana, una liguera en la pista del Barça B (35-29) y la de Copa del Rey del miércoles ante Cantabria Sinfín (30-33), el Vestas Alarcos afronta su nuevo compromiso en Plata ante el Amenabar con ganas de sumar los tres puntos y la moral reforzada después de ofrecer una gran imagen contra el conjunto santanderino. Un rival, en teoría, de potencial inferior a los manchegos, quienes haciendo las cosas bien, no deberían pasar apuros para doblegar a los de Zarautz. La victoria es más que necesaria, pues después de caer en sus dos desplazamientos, los manchegos tienen prohibido fallar en el ‘Quijote’.  
Pero como advierte Javier Márquez, «cada partido es diferente», y no se olvida de los «malos recuerdos» que la visita de los guipuzcoanos provocan en su equipo. El técnico del Vestas Alarcos espera a un rival «muy aguerrido» y no se fía de que los de Hugo Sánchez sólo hayan podido sumar hasta la fecha un punto, el del empate de la última jornada ante el At. Novás (25-25). Antes perdían contra Zamora, Alcobendas y Bordils.
«Tendremos que hacer las cosas bien para ganar. Zarautz tiene este año una plantilla más amplia, con una defensa muy aguerrida y en ataque posesiones de balón largas; tenemos que intentar no caer en su ritmo de juego», analizaba Javier Márquez.
Se repetirá la baja de Juan Lumbreras, además de la del cubano Frank Cordiés, aún sin ficha. Carles Asensio, con problemas en un hombro, es duda, y también llegarán ‘tocados’ a la cita Sergi Mach y Eloy Krook.