Las luces navideñas llegarán a diez zonas más

M. Lillo
-

Las nuevas calles y zonas que se contemplan en el pliego de condiciones, en fase de licitación, son la puerta del Parque de Gasset, la plaza de San Francisco, la plaza de la Provincia, la calle Morería, Hernán Pérez del Pulgar, entre otras

Las luces navideñas llegarán a diez zonas más - Foto: Rueda Villaverde

La iluminación extraordinaria de Navidad llegará este año a diez zonas más, en concreto, ocho calles o plazas nuevas y dos vías donde se ampliará su presencia sobre el año pasado, del mismo modo que se instalará un belén con iluminación led a tamaño real en la Puerta de Toledo.
Las nuevas calles y zonas que se contemplan en el pliego de condiciones, en fase de licitación, son la puerta del Parque de Gasset, la plaza de San Francisco, la plaza de la Provincia, la calle Morería, Hernán Pérez del Pulgar, Feria y Dulcinea del Toboso, así como en la Puerta de Toledo, donde el Ayuntamiento de Ciudad Real ubicará un belén municipal y retomará esta tradición, en este caso, con iluminación led. Del mismo modo, se amplía la iluminación extraordinaria en el tramo de la calle Alarcos que llega hasta la rotonda de la pirámide y en el último tramo de la calle Postas, desde la esquina de Morería hasta Bernardo Balbuena.
Estas zonas se sumarán a otras ya tradicionales como la fachada y la trasera del propio Ayuntamiento, la plaza del Pilar, los jardines de San Pedro, el Prado, la plaza de la Constitución o las calles Lanza, Paloma, Ciruela o Cruz, entre otras. En total, 27 zonas de la capital que se iluminarán en Navidad.
La edil de Festejos, Eva Masías, en declaraciones a La Tribuna, subrayó la apuesta del Consistorio por «apoyar al comercio de la ciudad» a través de estas iniciativas y también en esta etapa de pandemia, uno de los peores momentos que atraviesa el sector, afectado por la bajada de las ventas por el COVID y la reducción del aforo. En la relación de zonas que se iluminarán por Navidad no figura la calle Alfonso X ‘El Sabio’, tradicionalmente punto de ubicación de las palmeras que decoran los árboles, ni la calle Montesa, que es una de las reivindicaciones que cada año realizan los comerciantes de la ciudad. Tampoco figura la calle Toledo, hasta su unión con Calatrava.
Sobre esta cuestión, la edil de Festejos indicó que hay que tener en cuenta que son calles que están en obras y que de su finalización o no dependerá el que cuenten con iluminación extraordinaria de Navidad. Por esta razón, comentó que hay «un plan B» en razón del desarrollo de las obras de peatonalización que se están ejecutando.
El presupuesto de partida este año ha crecido frente a los 31.000 euros más IVA que se dedicaron a esta finalidad el año pasado. En esta ocasión, el pliego ha salido a licitación por un montante de 44.458 euros más IVA. La intención del equipo de Gobierno es que el encendido se produzca el 1 de diciembre, tal y como sucedió el año pasado, cuando ya se adelantó en relación con el puente de la Constitución, la fecha en la que tradicionalmente se llevaba a cabo. La luz especial de la Navidad permanecerá en la ciudad hasta el 6 de enero y lo hará en este contexto de pandemia en el que quizás la iluminación de Navidad sea de uno de los pocos gastos que se han realizado desde Festejos desde que se declaró la pandemia.
Masías indicó que Ciudad Real sigue la línea de otras ciudades que apuestan por mantener la iluminación y seguir «una carrera meteórica» en el encendido para dotar a sus ciudades de más luz, en referencia a Vigo, que ya en agosto inició la colocación de su propuesta navideña.