Los centros de idiomas «pelean» para que se respete la legalidad

Soraya Lucas / Toledo
-
La Asociación de Centros de Idiomas de la región organizó ayer una jornada en Toledo. - Foto: David Perez

La Asociación de Centros de Idiomas reconoce que, en ocasiones, se infringe la ley por desconocimiento y pide a las empresas que se formen para no cometer fraude

La Asociación de Centros de Idiomas de Castilla-La Mancha (Acicam) se reunió ayer en Toledo para informar a los responsables de los centros de idiomas que operan en la ciudad y provincia de asuntos vitales para la buena marcha del sector y alertar sobre algunos cambios legislativos.
La Asociación reunió a casi una treintena de responsables de centros de idiomas para informarles y asesorarles sobre la contratación de autónomos, las horas complementarias, la protección de menores, aspectos formativos y sobre la nueva norma europea que afecta a los profesores nativos.
Manuel Espinosa, vicepresidente de Acicam, junto a otros responsables de la Asociación, comenzó su exposición insistiendo en la importancia de respetar la legalidad para evitar problemas y «voy a pelear por que en Castilla-La Mancha se respete la legalidad», pero, añadió, «en muchas ocasiones incumplimos la ley por desconocimiento, no porque queramos, ya que las leyes que nos afectan están cambiando constantemente».
Dicho lo cual, puso el acento en las contrataciones de profesores autónomos, una constante en el sector pero que puede conllevar problemas legales al responsable del centro. Alertó de que si al docente se le pauta los alumnos, los horarios y el programa a impartir, «podemos tener problemas». «Es un tema que tenéis que hablar con vuestros asesores legales», dijo a los asistentes, ya que si la contratación supone el 75% del trabajo del profesor autónomo «estáis obligados a hacerle contrato», especificó Margaret MacClafferty, presidenta de Acicam.

Horas complementarias. Las horas complementarias que da un profesor también puede ser motivo de quebraderos de cabeza. Espinosa reconoció que el hecho de que las academias trabajen con horarios parciales provoca, en ocasiones, que se contraten a docentes a media jornada pero luego, en la práctica, «trabajan seis horas o más», algo que está alertando a la Inspección de Trabajo. «Muchos centros cumplen con la legalidad pero cuando un profesor no puede acudir a una clase por enfermedad, por ejemplo, pueden surgir los problemas. La solución es contar con un cuadrante mensual para cada docente y apuntar en él las horas complementarias que hace para cubrir las bajas de otros profesores.

 

Acicam aconseja pedir el certificado de penales a los profesores contratados

Manuel Espinosa puso mucho interés en explicar cómo afecta a los centros de idiomas la nueva Ley de Protección del Menor, aprobada en julio por el Gobierno central. Una ley «que nos afecta de lleno», dijo, ya que un profesor que tenga antecedentes penales de índole sexual no puede trabajar con menores.
Detalló que los responsables de las academias y centros tienen la obligación, no legal pero sí moral, de solicitar el certificado de penales por cada uno de los profesores que tenga en plantilla. Una vez se obtenga el certificado, «no hace falta entregarlo en ningún sitio, sino guardarlo, porque si pasara algo en el centro, que ojalá no pase, la empresa estaría cubierta». «No es que sea obligatorio tener este certificado de penales, pero es una salvaguarda para nosotros mismos», aclaró.
La Ley especifica claramente que un profesor con antecedentes penales por motivos sexuales no puede trabajar con menores. «Si saliera positivo el certificado de penales es motivo de rescisión del contrato sin ningún tipo de problema», explicó a la sala.