Mejor como visitante

Eduardo Gómez
-

El Villarrubia se está mostrando como un conjunto mucho más fiable fuera del Nuevo Campo

Carlos García protege un balón en el encuentro ante el Córdoba. - Foto: Pablo Lorente

Antes del inicio de la temporada la plantilla del Villarrubia consideraba fundamental hacerse fuertes en el Nuevo Campo para forjar la permanencia, gran objetivo del equipo en su estreno en Segunda División B. 
La peculiaridad del Nuevo Campo, único de césped artificial del Grupo IV, se esgrimía como un arma a favor del conjunto blanquiazul y es que la superficie debía ser un argumento de peso para que  se escapasen pocos puntos de Villarrubia.
Pues bien, en sólo nueve jornadas el fútbol se ha encargado de desmontar cualquier tipo de teoría al respecto. Así, tras nueve encuentros (cinco fuera y cuatro en casa) el Villarrubia ha sumado diez puntos, siete a domicilio y tres en el Nuevo Campo.
De hecho, las dos victorias que posee en su casillero las ha logrado en Mérida y Sanlúcar de Barrameda, mientras que los aficionados del Nuevo Campo aún no han podido festejar un triunfo de los suyos.
El Villarrubia ocuparía la cuarta plaza en el Grupo IV si sólo se tuvieran en cuenta los partidos disputados como visitante, sólo superado por Cartagena (10 puntos, líder de la clasificación) y Badajoz (8, tercero de la tabla) y empatado con el San Fernando (7, segundo de la clasificación general).
La situación en el Nuevo Campo es bien distinta. El Villarrubia es junto al Mérida el peor equipo como local, con un botín de tres puntos, si bien es verdad que los extremeños ya han jugado cinco partidos en el Estadio Romano. Los dos son los únicos que aún no han ganado en su estadio y el Villarrubia es el peor conjunto realizador de la categoría, con sólo un tanto anotado, pero también y curiosamente el segundo mejor en tantos encajados en casa, con solo dos.
Javi Sánchez, técnico del Villarrubia, resta trascendencia a estas estadísticas y recuerda que «en cuanto a puntos sí estamos mejor fuera, pero en casa estamos compitiendo bien. Creo que en nuestro campo somos fuertes y es cuestión de tiempo que llegue ese primer triunfo si seguimos trabajando así». Para el técnico toledano, «nos estamos adaptando bien a campos de dimensiones superiores a las nuestras. En la plantilla, por el tipo de futbolistas que hay nos estamos sintiendo cómodos en campos de césped natural y quizá es en los primero minutos donde nos cuesta algo más acostumbrarnos, pero es algo lógico». 
Por lo demás, el Villarrubia ya está centrado en el partido de este sábado en el Nuevo Campo ante la Balompédica Linense (18.30 horas), donde confía en lograr esa ansiada primera victoria como local.
TRES TÉCNICOS DESTITUIDOS. Otro dato curioso es que el Villarrubia se ha enfrentado a nueve rivales y tres de ellos ya han apostado por la destitución de su técnico: Mérida, UCAM Murcia y Córdoba. Ninguno de ellos ganó a los manchegos. El último en caer ha sido Enrique Martín, que deja al Córdoba en la octava plaza con 13 puntos, a dos de las posiciones de play off de ascenso.