El CNH2 fabrica su hidrogenera portátil con personal propio

D. R.
-

El director del Centro Nacional del Hidrógeno, Emilio Nieto, espera sacar la licitación para los equipos necesarios antes de verano con el objetivo de poner en marcha la estación de repostaje de hidrógeno a finales de año.

Hidrogenera de 350 bar del Centro Nacional del Hidrógeno, en Puertollano. - Foto: Rueda Villaverde

El Centro Nacional de Experimentación de Tecnologías de Hidrógeno y Pilas de Combustible (CNH2) sigue adelante con su proyecto para disponer de una nueva estación de repostaje de hidrógeno, también conocida como hidrogenera, con el doble de potencia que la actual, pasando de 350 a 700 bar, y que además será portátil. La principal novedad se encuentra en que finalmente esta instalación científico y técnica singular (ICTS) ubicada en el polígono industrial Emprendedores de Puertollano ha optado por fabricar su nueva hidrogenera con personal propio en lugar de contratar los servicios de una empresa externa como se planteó en un primer momento.
En declaraciones a este diario, el director del Centro Nacional del Hidrógeno, Emilio Nieto, explica que han tenido problemas con la empresa proveedora que les iba a enviar el electrolizador, que es el equipo básico para una estación de repostaje de hidrógeno, debido a que esta compañía, extranjera, ha cambiado de estrategia y ha decidido no comercializar en España.
El Centro Nacional del Hidrógeno ha sido una de las cinco entidades de esta comunidad autónoma beneficiarias de los fondos de la Convocatoria de Expresiones de Interés relativas a la Creación, Consolidación y Mejora de Infraestructuras de I+D+i en el marco del Programa Operativo Feder Castilla-La Mancha 2014-2020, para lo cual tiene previsto recibir más de 1,8 millones de euros.
Tras este contratiempo, desde el CNH2 se ha optado por una solución que, según su director, ya fue contemplada en un primer momento, que pasa por «hacer nosotros mismos la nueva hidrogenera» y, de hecho, «ya estamos trabajando en ello». En este sentido, Nieto detalla que parte de los equipos necesarios para ello ya se encuentran en las instalaciones del Centro Nacional del Hidrógeno y ya ha habido contactos con empresas sobre este asunto. Todo ello con el objetivo de sacar la licitación antes de verano y que los nuevos equipos lleguen tras el verano. De este modo, para finales de este año se tiene previsto tener en funcionamiento esta nueva estación de repostaje de hidrógeno o, a más tardar, a primeros del próximo 2021. «Ya tenemos experiencia en fabricar hidrogeneras, puesto que la de 350 bar que tenemos en el Centro la construimos nosotros mismos en su momento», añade Nieto.


Hidrogenera portátil. La principal característica de la nueva hidrogenera del CNH2, además de que será apta para 350 y 700 bar, se encuentra en que será portátil. Mediante un contenedor de gran tamaño podrá desplazarse en un camión a cualquier punto del país y poder llevar a cabo validaciones, además de recargas.
De este modo, el Centro Nacional del Hidrógeno ganaría en eficacia y competitividad, puesto que podría transportar su hidrogenera cuando alguno de sus investigadores tenga que desplazarse para hacer demostraciones y presentar prototipos, puesto que hasta ahora cuando se ha visitado alguna empresa o centro de investigación para mostrar lo que se hace en el CNH2, sobre todo sus prototipos, en ocasiones no se ha podido enseñar en condiciones óptimas al no poder recargar los prototipos con hidrógeno, «pero a partir de ahora ya sí podremos hacerlo».
Asimismo, el director del Centro Nacional del Hidrógeno avanza que «estamos en conversaciones con empresas poder hacer el desarrollo de este prototipo y en un futuro desarrollar hidrogeneras para otras empresas». Cabe referir que la hidrogenera actual, de 350 bar, tan solo permite repostar a vehículos pesados, mientras que la nueva de 700 bar hará posible la recarga de turismos ahora que se apuesta más por el vehículo de hidrógeno.