Retiran 41 vehículos de la carrera oficial del Martes Santo

Pilar Muñoz
-
Retiran 41 vehículos de la carrera oficial del Martes Santo - Foto: Fotos Rueda Villaverde

El concejal delegado de Seguridad asegura que los itinerarios están perfectamente señalizados y hace un llamamiento a la colaboración y responsabilidad de los ciudadanos

La Semana Santa es una de las épocas del año que representa más trabajo planificado el día a día, instalando vallas y señales de tráfico indicando el paso de las procesiones, y también más horas extraordinarias para los agentes de la Policía Local de Ciudad Real. Luzca el sol o llueva, como parece que se presentan estos días, tienen que despejar de automóviles el itinerario de las procesiones, sin descuidar otros cometidos.
Sólo el Martes Santo, uno de los días fuertes de la Semana Santa con tres hermandades en la calle y largos itinerarios, se tuvieron que retirar 41 vehículos de la carrera oficial del Cristo de Medinaceli, la Virgen de la Esperanza y Jesús de las Penas. Los vehículos retirados se llevaron al aparcamiento de la calle Sol próxima al cementerio o a las dependencias municipales de la calle Echegaray.
Según ha explicado a este diario el concejal responsable de seguridad, David Serrano, se señaliza con 24 horas mínimo la zona por donde van a discurrir las procesiones y se apuntan los vehículos que  están estacionados. En el caso de que permanezcan en los itinerarios de la carrera oficial se procede a retirarlos, teniendo luego que abonar una tasa los propietarios. En este sentido, Serrano indica que cuando se procede a retirar los vehículos si alguno de ellos ya estaba no genera tasa al darse por hecho que es de larga estancia, que no es de uso diario y, por tanto, estaba antes de la señalización. Ocurre lo mismo en el caso de retirada de vehículos en zona blanca. «Llevan tiempo estacionados. Por eso se anotan los vehículos que se encuentran en la zona antes de señalizarla como itinerario por donde va a discurrir una procesión. De ahí que no genera tasa, como ocurre en el caso contrario, vehículos estacionados pese a la señal que advierte de que  va a pasar una o varias procesiones, reitera el concejal responsable de Seguridad en Ciudad Real.
Serrano recuerda que antes de que entrara en vigor la normativa de estas tasas, se retiraba una cifra muy superior respecto a la actual. No obstante, todavía queda mucha Semana Santa y seguramente el número de vehículos retirados de los itinerarios de las procesiones se va a incrementar aunque no en la medida de los años en los que existía dicha tasa.
Para llevar a cabo este trabajo, los agentes de la Policía Local encargados del dispositivo disponen de varias grúas para cada procesión con un buen número de operarios. El Martes Santo es uno de los días más complicados, al celebrarse una de las procesiones de más largo recorrido de la Semana Santa de Ciudad Real, declarada de interés turístico nacional.
El concejal de Seguridad hace un llamamiento a los ciudadanos para que colaboren y se informen bien de los recorridos de las procesiones antes de dejar estacionado  el vehículo en la calle. Insiste en que todos los itinerarios están bien señalizados y en la necesidad de retirar el vehículo antes de que se vea forzado a hacerlo la grúa. Serrano  está convencido de que la gente va a responder y también aprovecha para reconocer la labor policial.